Policía se toma puntos críticos de Bogotá