"Policía y Ejército en Bogotá amanecieron sin gasolina para sus vehículos"

La denuncia fue hecha desde el Concejo de Bogotá.

Archivo El Espectador

Este jueves el concejal Javier Palacio Mejía denunció que la Policía Metropolitana de Bogotá y la Brigada XIII del Ejército amanecieron sin gasolina debido a que, según el cabildante, en el Fondo de Vigilancia y Seguridad (FVS) dejaron vencer el contrato de suministro.

“Con profunda preocupación quiero denunciar ante la opinión pública que los vehículos en los que la Policía, el Ejército, el CTI y Medicina Legal patrullan, custodian y cumplen labores en beneficio de la seguridad de todos los bogotanos, amanecen sin el suministro de combustible”, señaló Palacio.

El concejal del partido de La U indicó que de manera inexplicable el Fondo de Vigilancia y Seguridad dejó vencer el contrato 393 de 2012 sin tener listo uno nuevo para garantizar el suministro de combustible para las 2.566 motocicletas y 977 vehículos de propiedad del FVS o rentados por Equirent, a los cuales tiene el compromiso de proveer diariamente la gasolina o el ACPM necesarios para su movilización.

Al contrato 393 de 2012 por valor de 7.700 millones de pesos, firmado el 31 de mayo de 2012 se le hizo una adición el 10 de diciembre pasado por valor de 3.500 millones de pesos. Dicha adición se hizo válida desde el 10 de diciembre e iría por 4 meses y 10 días, es decir, hasta el 20 de abril o hasta que por consumo se agotara la cifra adicionada, la adición era clara en manifestar que el contrato se sometía a lo que primero pasara.

Este miércoles la adición se agotó por consumo y lo más grave es que por ineficiencia administrativa del Fondo de Vigilancia no está listo el nuevo contrato. Le cabe a alguien en la cabeza que una patrulla de la Policía o el Ejército se vare en medio de un operativo por falta de combustible gracias a la ineficiencia de la entidad encargada de proveer los equipos y suministros necesarios para que la fuerza pública garantice la seguridad de todos los bogotanos”, se cuestionó el cabildante.

Al respecto, la gerente del Fondo de Vigilancia y Seguridad de Bogotá, Natalia de la Vega, confirmó la denuncia pero dijo que la entidad se encuentra adelantando el proceso de cambio de modelo contractual para la adquisición de combustible destinado al abastecimiento de los vehículos y motocicletas.

“Este proceso se llevará a cabo por primera vez a través de la Bolsa Mercantil de Colombia mediante la modalidad de subasta inversa, contemplada en la Ley 80 de 1993, buscando garantizar mayor transparencia y mejor utilización de los recursos públicos”, dijo de la Vega.

Así mismo, agregó que dadas las características propias de una transición de esta naturaleza, el Fondo de Vigilancia y Seguridad de manera concertada con la Policía, ha dispuesto de todas las medidas necesarias para garantizar el suministro de combustibles de manera ininterrumpida para todos los vehículos bajo su responsabilidad.