Policías de Bogotá debieron atender parto ante la tardanza de un grupo de médicos