Policías infiltradas capturan a primer abusador en Transmilenio

Las 'cazaabusadores', como ya se les conoce, lograron capturar a un hombre mayor, quien minutos antes había “manoseado” a una estudiante.

Luego de que las autoridades dieran a conocer un grupo élite de la Policía conformado por varias uniformadas quienes tendrán la tarea de identificar a personas que violenten a mujeres en el sistema Transmilenio, este martes un hombre de cerca de 60 años fue capturado por la Policía tras abusar de una menor de edad.

El hecho se presentó en la estación Ricaurte del sistema, donde las autoridades detuvieron al sujeto que minutos antes había manoseado a una menor de 17 años.

De acuerdo con la víctima, el sujeto inicialmente le tocó la cola; sin embargo, la joven pensó que se había tratado de un accidente. Posteriormente, el abusador la manoseó de manera evidente por lo que la mujer reaccionó de manera violenta.

“Yo cogí un bus en el Portal del Sur, iba con mi hermano y con mi cuñada, para hacerme unos exámenes médicos. Cuando llegué al Ricaurte, el señor me tocó la cola pero yo pensé que se estaba arreglando lo que llevaba puesto, cuando ya la segunda vez me manoseó y yo reaccioné, le cogí el brazo y empecé a golpearlo”, expresó la víctima en diálogo con Blu Radio.

Tras percatarse del hecho, varios auxiliares de la Policía asistieron a la mujer y con ayuda del grupo élite de la Policía, el abusador fue capturado y trasladado a una estación donde será judicializado.

“Él me manoseó total y me reacción fue de ira, por lo que lo cogí de la chaqueta y empecé a golpearlo en la cara. Cuando comencé a agredir al señor llegó un auxiliar de la Policía y me cogió para que no le siguiera pegando, también llegaron las policías (grupo élite) que me ayudaron a cogerlo. Es un señor de aproximadamente 60 años, era un ‘viejo verde’, eso no se hace”, puntualizó la víctima.

La joven denunció que las personas que se movilizaban en el articulado no la ayudaron e incluso, señaló que varias mujeres le reclamaron por atacar al abusador.

“Cuando iba en el articulado pedí ayuda y las mujeres que estaban ahí me gritaban que no le pegara, sabiendo que deberíamos estar unidas. Debemos estar prevenidas, porque hasta una niña puede ser víctima de esto y eso no se hace. Es muy duro sentir eso, es una ira tremenda”, precisó la joven.

Entretanto, la teniente de la Policía Lina María Ríos, encargada de este grupo de mujeres infiltradas, exaltó el trabajo de su personal y rechazó el abuso: “nos sentimos muy orgullosas de poder cumplir un primer objetivo y poder contrarrestar este delito. Éstas son mujeres encubiertas que realizan un trabajo de inteligencia; son personas vestidas común y corriente que adelantan labores de verificación”, señaló la teniente Ríos.

Una de las mujeres policías que participó en la captura del sujeto comentó el modo en el que fue capturado el abusador: “nuestro grupo de trabajo se encontraba en la estación y nos percatamos que de un bus descienden varias personas gritando, nos acercamos y una adolescente nos indica que un sujeto la estaba tocando y llevamos al hombre a judicialización”, expresó la policía.

La uniformada explicó el trabajo adelantado por el grupo élite en el sistema Transmilenio y precisó que las policías no se encuentran armadas.

“Nosotras actuamos como una mujer normal, cono una persona universitaria, pero estamos pendientes de que no se vulneren los derechos de la mujer. No nos encontramos armadas, pero sí fuimos entrenadas en defensa personal, además contamos con la asistencia de más policías encubiertos”, manifestó la uniformada.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Puertas abiertas de Transmilenio: trampa mortal