Por final entre Millos y Santa Fe hubo 250 riñas y 95 detenidos

Según la Policía, pese a las alteraciones del orden público, el balance en materia de seguridad es positivo dada la magnitud del evento. No hubo homicidios relacionados con el partido, pero una persona fue apuñalada en Teusaquillo.

Mauricio Alvarado/El Espectador

Aunque las autoridades destacaron el comportamiento de los hinchas durante el partido de ida de la final del fútbol colombiano, que disputaron este miércoles Millonarios y Santa Fe –encuentro en el que los azules se impusieron 1-0– la Policía de Bogotá informó que se atendieron 250 riñas y hubo 95 personas detenidas de forma transitoria. (Lea: Millonarios tomó ventaja en la final de la liga: venció 1-0 a Santa Fe)

“Para un evento deportivo de esta magnitud es un balance positivo dentro y fuera del estadio El Campín”, aseguró el coronel Daniel Gualdrón, comandante operativo zona norte. De acuerdo con el uniformado, antes, durante y después del encuentro se presentaron 250 riñas, relacionadas con hechos de intolerancia entre aficionados.

Según la institución, aunque por fortuna no hubo muertes violentas relacionadas con el partido, una persona resultó herida con arma blanca en la localidad de Teusaquillo. “No hubo enfrentamientos entre barristas (…) Los hinchas de Millonarios –quienes figuraban como locales– se portaron muy bien dentro del estadio y en sus inmediaciones”, agregó el coronel Gualdrón.

La Policía Metropolitana reportó además que fueron incautados 20 kilos de pólvora en inmediaciones del estadio. Previo a este hecho, un grupo de hinchas accionó elementos pirotécnicos durante la llegada del bus de Millos al escenario deportivo. Adicionalmente, una persona fue expulsada de El Campín al tratar de ingresar chispitas.

“Las medidas de ley seca sirvieron”, precisó el comandante operativo de la zona norte, quien manifestó que se evaluarán nuevas estrategias para el partido de vuelta el próximo domingo, en el que Santa Fe figurará como local. “La invitación es a vivir esta fiesta en paz y sana convivencia”.

Más de 1.200 policías fueron dispuestos por la institución para prevenir incidentes durante el partido de ida. Los policías desplegaron “un dispositivo especial" por toda la capital, especialmente "en muchos puntos donde estuvieron aglomerados los hinchas", explicó previamente el comandante operativo de la Policía de Bogotá, coronel Dairo Puentes.

El alto oficial comentó que han mantenido reuniones con líderes de las barras de ambos equipos para trabajar en mejorar la convivencia. Por orden de la administración, se prohibió la venta de alcohol en los alrededores del estadio El Campín.

En cercanías del estadio también hubo un puesto de mando unificado con responsables de salud, bomberos, gestores de convivencia y Policía.

***
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook