Precios de arrendamientos de vivienda impactaron inflación en septiembre

Así lo reveló la Secretaría de Desarrollo Económico.

Según información de la Secretaría de Desarrollo Económico, entre enero y septiembre de 2012, la inflación para Bogotá fue 2,37%, cifra inferior a la registrada en el mismo periodo del año 2011 cuando fue de 2,67%, superior a la de la nación para el mismo periodo del presente año, que llegó a 2,32%.

De acuerdo al análisis del Observatorio de Desarrollo Económico, elaborado con cifras del Dane, el comportamiento de la inflación año corrido en el Distrito Capital se caracterizó por la variación en los precios de los grupos de alimentos y vivienda, los cuales registraron las mayores contribuciones al comportamiento de la inflación, 0,84 puntos porcentuales (en los dos casos), con aumentos de 3,07% y 2,82%, respectivamente.

Estas fluctuaciones correspondieron en el grupo de alimentos a una variación positiva de 4,85% en las comidas fuera del hogar; y en el grupo de vivienda a las variaciones positivas en el gasto de arrendamiento. Igualmente presentaron alzas los grupos de educación (5,53%), debido al incremento del gasto en la pensión en educación básica; de salud (4,43%), por cuenta del aumento en los gastos de aseguramiento y en el de transporte (0,47%).

Sólo en el mes de septiembre, los grupos de vivienda, transporte y salud presentaron aumentos de 0,59%, 0,35% y 0,30%, respectivamente. Estas variaciones dieron como resultado una inflación del 0,23%, es decir un aumento de 0,07 puntos porcentuales en la inflación de la capital con respecto al mismo mes del año anterior. De éstos, fue el grupo de vivienda el de mayor participación en el resultado final de la inflación del Distrito con 0,18 puntos porcentuales.

Al respecto, el director de Estudios Socioeconómicos, Manuel Riaño, indicó que "este comportamiento correspondió a las variaciones registradas en el precio de los arrendamientos y las variaciones positivas en el precio del servicio de energía".

Por otra parte, los grupos de diversión (-0,24%) y de alimentos (-0,02%), registraron variaciones negativas en el mes de septiembre. El primer grupo se vio afectado por la disminución del gasto en los servicios de distracción relacionados con el turismo en la ciudad. Del mismo modo, el grupo de alimentos varió negativamente en el mes debido al descenso en los precios de frutas frescas como la naranja y el tomate de árbol, la carne de res, y alimentos básicos de la canasta familiar, como la panela y el azúcar.