Previo a noche de velitas, incautan en Bogotá cerca de una tonelada de pólvora

Los elementos pirotécnicos –entre volcanes, chispitas y voladores– eran transportados en un vehículo tipo furgón que fue interceptado en la localidad de Rafael Uribe Uribe. Los dueños de la mercancía reclaman que es legal y que tienen todos los documentos en regla.

Policía de Bogotá

Previo a la celebración de la tradicional noche de velitas, la Policía de Bogotá logró incautar en las últimas horas el que sería el mayor cargamento de pólvora y elementos pirotécnicos en lo que va corrido de la temporada decembrina. Se trata de casi una tonelada de mercancía, entre volcanes, chispitas y voladores. (Lea: Pólvora, el coco de la Navidad)

La pólvora, avaluada en alrededor de $30 millones, era transportada en un furgón que fue interceptado en la madrugada de este jueves a la altura del barrio Molinos de la localidad de Rafael Uribe Uribe. Al parecer, el destino de la mercancía eran zonas del sur de la capital y sectores del vecino municipio de Soacha.

Aunque tanto la Policía como el Distrito destacaron la incautación, los propietarios y distribuidores de las mercancías advirtieron que se trató de un hecho irregular, teniendo en cuenta que los papeles de la pólvora están en regla y no existe ningún tipo de anomalía: “Ya aportamos los documentos que demuestran la legalidad y esperamos que sea devuelta en los próximos días”, manifestó a Noticias Caracol Carlos Carvajal, presidente de la Federación de Pirotécnicos.

Sin embargo, para las autoridades hay inconsistencias en materia de transporte y comercialización. Según la Policía, la mercancía puesta a disposición de las autoridades competentes para su destrucción y al hombre que conducía el vehículo, le fue impuesto un comparendo por distribución y transporte de fuegos artificiales “sin el cumplimiento de la normatividad vigente”.

“La invitación a los ciudadanos es a no utilizar pólvora, pues además de que está prohibida en Bogotá, representa un grave riesgo para quien la manipule de manera irresponsable, sobre todo si se trata de menores de edad”, explicó la institución.

A su turno, la Secretaría Distrital de Gobierno recordó que no está permitido portar, comercializar y/o manipular pólvora o cualquier elemento pirotécnico. En esa línea, informó que fue emitida una circular que autoriza a la Policía a incautar artículos de este tipo que se estén siendo distribuidos en el espacio público. También se podrá aplicar medidas correctivas para quienes lo hagan dentro de los inmuebles.

“Quienes incumplan, de acuerdo con el Código de Policía, será multados por $787.000. En caso de que se trate de un establecimiento donde se almacenen estos elementos, se le suspenderá la actividad temporalmente (…) La venta de pólvora en el espacio público es totalmente prohibida. También lo es el uso por parte de menores de edad, en espacios públicos y privados”, manifestó Miguel Uribe, secretario de Gobierno. 

En paralelo, la administración avanza con una campaña pedagógica para sensibilizar a menores, jóvenes, padres de familia e instituciones sobre los peligros de la pólvora y sus consecuencias. Adicionalmente, buscando prevenir lesionados con pólvora durante la temporada navideña, las alcaldías locales liderarán operativos de inspección, vigilancia y control.

 

***

Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook: