Procuraduría pide proteger columbarios del Cementerio Central

El ente de control solicitó a la Secretaría de Cultura adelantar un régimen de protección para la obra “Auras anónimas” de Beatriz González, además solicitó información sobre por qué no se han adelantado trabajos de restauración.

Con la obra, ubicada en la calle 26 con carrera 19, se busca homenajear a las víctimas anónimas de la violencia.Cristian Garavito - El Espectador

La artista Beatriz González realizó en 2009 una de las intervenciones artísticas más grandes que se ha realizo en Bogotá. Puso 8.957 lápidas en los cuatro columbarios (conjunto de urnas) que aún quedaban en pie del antiguo cementerio Central, con el fin de homenajear a las víctimas de la violencia en Colombia y revitalizar esta zona que desde el 2005 había quedado en el olvido sobre la calle 26. (Lea: Una obra en riesgo de desaparecer en el Cementerio Central)

Ocho años después la obra se encuentra en el abandono. Al realizar la obra, la idea del Distrito era que esta permaneciera por dos años en el lugar, por lo que en este tiempo se encargó de su cuidado y mantenimiento, pero después su restauración quedó a la deriva a tal punto que ninguna entidad pública de la ciudad es responsable de la obra o los cuatro columbarios.

Es por esto que la Procuraduría General solicitó a la Secretaría de Cultura de Bogotá adelantar acciones con el fin de que la obra sea protegida. En este sentido pide al Distrito “poner en marcha el régimen especial de protección” e instituir “las acciones necesarias para garantizar la sostenibilidad en el tiempo de los bienes de interés cultural”.

Además, solicitó al Distrito información sobre por qué no se han realizado estudios ni acciones para adelantar su conservación, qué medidas de seguridad se han tomado ante el riesgo de colapso de los columbarios y por qué las entidades las entidades responsables no han buscado preservar los columbarios como bien de interés cultural.

Por último, la entidad solicita al Distrito claridad sobre los supuestos planes para tumbar los cuatro columbarios y establecer en la zona un megaparque, que según dijo la artista a El Espectador en noviembre del año pasado, correspondería a un proyecto aprobado y que dejó el arquitecto Rogelio Salmona.

 

últimas noticias