Tampoco se podrán comercializar libros y ropa

Prohíben venta de alimentos preparados y artículos piratas en la carrera Séptima

El Distrito argumentó que busca habilitar espacio público para que los ciudadanos puedan disfrutar de las luces decembrinas y de fin de año. Bajo ciertas condiciones, algunos podrán seguir trabajando en el corredor.

Debido a los retrasos y problemas financieros del contratista Peatones Go, el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) cedió el contrato al Consorcio Santa Catalina, que se encargará de finalizar la obra y pagar las deudas a proveedores y trabajadores. Mauricio Alvarado/El Espectador

A principios de mes, el Distrito logró al fin destrabar el proyecto de peatonalización de la carrera Séptima, en veremos desde agosto pasado cuando la administración admitió que estaba retrasado un 16 % y que el contratista responsable enfrentaba dificultades financieras que le impedían concluir la obra. Ahora, con miras a la época decembrina y de fin de año, la administración fijó las reglas de juego para vendedores ambulantes y la recuperación del espacio público.

>>>Lea: Peatonalización de la carrera séptima: Ahora en manos del Consorcio Santa Catalina

Por ello, la Secretaría de Gobierno anunció este viernes que prohibirá la comercialización de alimentos preparados (incluyendo jugos) y artículos de dudosa procedencia, entre ellos los que se catalogan como contrabando, cachivaches y piratas. Tampoco se podrán usar cilindros de gas o parrillas, ni comercializar con libros y ropa.

En su lugar, dijo el Distrito, se autorizará la venta de productos que no requieran preparación o manipulación, como frutas enteras y confitería. Los vendedores también podrán ofrecer flores, sombrillas, prestar el servicio de embellecimiento de calzado y vender lotería.

>>>Lea: Séptima peatonal: comerciantes alertan que sus ventas han caído 34 % por retrasos

Según la Alcaldía, el objetivo es garantizar que todos los ciudadanos puedan disfrutar con tranquilidad del show de Navidad, garantizar la seguridad pública e impedir la comercialización de mercancía de dudosa procedencia.

“No solo se trata de ordenar y limpiar, sino también sensibilizar a aquellos vendedores, no solo informales, que se extienden en sus comercios en el espacio público obstaculizando el paso de los peatones y además contaminan visualmente el espacio público. También se van a revisar los niveles de ruido”, aseguró Nadime Yaver, directora del Departamento Administrativo de la Defensoría del Espacio Público (Dadep). 

De acuerdo con el Instituto para la Economía Social (Ipes), en el corredor comprendido entre la calle 26 y la Plaza de Bolívar hay un total de 1.148 vendedores informales. Para ellos, el Distrito ofreció solo 95 módulos de mobiliario semiestacionarios, en los que podrán distribuir sus productos de manera más ordenada y segura.

“Las personas que por ahora no recibirán estos módulos y que comercializan con productos permitidos, como aguacates, flores o confitería, podrán seguir haciéndolo en la carrera Séptima, sin inconvenientes”, precisó la Secretaría de Gobierno, al destacar el proceso de sensibilización con los vendedores, que ha permitido que 6.200 conozcan información sobre uso del espacio público. En paralelo, se han impuesto más de 1.500 comparendos por su uso indebido.

 

*  *  *

Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook:

829295

2018-12-14T18:43:54-05:00

article

2018-12-15T00:23:46-05:00

jgonzalezpenagos_79

none

-Redacción Bogotá - [email protected]

Bogotá

Prohíben venta de alimentos preparados y artículos piratas en la carrera Séptima

83

4093

4176