En promedio, cada hora son atacados dos ciudadanos por perros en Bogotá

Un informe de la Defensoría del Pueblo advierte que en la ciudad no se cumplen las condiciones mínimas de seguridad para la tenencia de perros.

Tomada de Pixabay

Un estudio revelado este jueves por la Defensoría del Pueblo advierte que, en promedio, cada hora dos ciudadanos en Bogotá son atacados por un perro. Según el informe, en el 25% de los casos la víctima es un niño.

Tal es el caso de Sebastián*, un menor de 12 años que en febrero pasado, cuando jugaba fútbol con otros niños en su conjunto residencial, fue atacado por un perro que, por sus condiciones físicas, tendría que haber contado con un bozal y una correa.

Las secuelas de la agresión –entre otros, el menor sufrió contusiones en su cabeza– han afectado seriamente su rendimiento académico por cuenta de prolongados dolores de cabeza y hemorragias nasales, mientras que el proceso judicial contra el propietario no avanza como quisiera la familia.

El Informe de la Defensoría –que recoge información de todas las alcaldías locales, así como de hospitales públicos y privados– advierte que en materia de tenencia de perros, considerados por la ley como ‘potencialmente peligrosos’, no se cumplen las mínimas normas de seguridad.

“Nos encontramos preocupados porque los ataques de perro por hora ya llegan a 1.9, es decir dos ataques cada hora. El estudio señala que los menores son una de las poblaciones más afectadas: registramos en un periodo de 10 meses 13.824 ataques, de ellos 3.500 son contra niños, es decir el 25%, que son afectados en su integridad y derechos fundamentales”, aseguró a Noticias Caracol William Suárez, defensor regional del Pueblo.

Suárez alertó además que mientras entre 2014 y 2015 había un promedio de ocho sanciones mensuales por incumplimientos a la ley, ahora no superan las cuatro, “es decir que las autoridades no están cumpliendo con su misión de hacer respetar la ley y de sancionar a quienes no están cumpliendo con el trato que se le debe dar a estos caninos, como el uso de traíla y bozal”.

El estudio señala que las localidades de Kennedy, Usaquén y Bosa son las más afectadas por ataques de perros.

 

*Nombre cambiado por seguridad del menor
 

Temas relacionados