"Lo que proponemos no es imposible"

El secretario de Planeación se defiende de las críticas de expertos, como el exalcalde Peñalosa y los gremios, a la propuesta para modificar el Plan de Ordenamiento Territorial (POT).

  Ardila explica que con la modificación del POT se busca consolidar la redensificación en el centro y la mezcla de estratos.  / Gabriel Aponte
Ardila explica que con la modificación del POT se busca consolidar la redensificación en el centro y la mezcla de estratos. / Gabriel Aponte

Desde hace tres semanas se vive en el Concejo la discusión de uno de los proyectos que prometen cambiar el rumbo del crecimiento en la capital: la modificación al Plan de Ordenamiento Territorial (POT), una propuesta que ha recibido fuertes críticas de los gremios por sus medidas para incentivar la construcción de vivienda de interés prioritario (VIP) en el centro ampliado y las restricciones a la ubicación de parqueaderos. Incluso han dicho que se trata de un nuevo plan.

Al respecto, Gerardo Ardila, secretario de Planeación, quien lidera la defensa del proyecto en el Concejo, habló con El Espectador y aseguró que los constructores deberán pensar si privilegian más a las personas o a su interés inmobiliario. Además respondió a los cuestionamientos que ha hecho el exalcalde Enrique Peñalosa sobre las necesidades de expansión de la ciudad. Una batalla en la que ambos expertos han tenido visiones opuestas desde hace más de una década.

¿Estamos ante un nuevo POT?
No estamos ante un nuevo POT sino ante una modificación excepcional, que permite hacer los cambios necesarios para asegurar que los objetivos de la norma vigente se pueden cumplir.

¿Qué van a hacer frente al decreto del Ministerio de Vivienda que bloquea la construcción de VIP en zonas de renovación urbana?
El Gobierno expidió una circular para no bloquearnos como lo estaba haciendo, y es claro que sí se pueden hacer estas viviendas en el centro ampliado. Estamos imponiendo las cargas a partir de un límite de edificabilidad. Es obvio que a los constructores les parezca difícil, lo que no está bien es la deformación de los datos para mostrar que con las nuevas condiciones se quebrarían y no podrían construir más.

¿Y cómo se va a ganar a los constructores?
Con seriedad. Lo que proponemos no es imposible. Pero si en el proceso de negociación se demuestra que en algún aspecto los cálculos no cuadran, lo revisamos.

En cuanto a la redensificación del centro, ¿qué estudios se necesitan ? Camacol ha dicho que hasta los estudios están desfinanciados...
Hay unos temas en los que nos bastan los datos que tenemos. Sabemos que las redes de acueducto pueden soportar la redensificación, y nos toca hacer cambios con las de alcantarillado.

Enrique Peñalosa dijo recientemente que en las 600 hectáreas del centro que el alcalde señala como libres para construcción, no habría espacio para todas las viviendas que se necesitarían en 10 años...
En eso estoy de acuerdo. No estamos diciendo que ahí quepa la población, sino que queremos estimular la localización de vivienda en esa zona y romper con la costumbre que a la gente con menor capacidad de pago en la periferia. Eso implicaría que en 2019 habría que ampliar áreas de expansión.

O sea que también está de acuerdo con Peñalosa en que hay que apostarle a la densificación del norte...
Pero no ahora. Hay que hacerla por partes y no sólo en el norte. En la concertación con la CAR limitamos una parte en Usme.

¿Ha analizado las críticas de la veedora, Adriana Córdoba? ¿Le parecen técnicas?

Son poco propositivas. La veedora nos ha dicho que la ciudad venía con un crecimiento desde el año 2000 y que nosotros lo estamos trancando. No compartimos esa visión, porque la ciudad estaba construyéndose de manera equivocada y las estrategias no corresponden a los objetivos trazados en el gobierno de Peñalosa.

Otra de las críticas a la modificación ha sido sobre los posibles conflictos sociales que genere la mezcla de estratos y usos. ¿Cómo van a hacer para prevenirlos o resolverlos?

Ese no es tema del POT. Éste crea condiciones específicas para que las personas con menor capacidad de pago también puedan estar en las áreas donde están los mejores equipamientos.

¿Cómo van a funcionar los moteles y bares en los barrios con la mezcla de usos?
Están dentro de una categoría que llamamos usos restringidos, porque no se pueden poner en cualquier parte y están delimitados a unas áreas de actividad económica intensiva.

Los límites para construir parqueaderos privados no han sido bien recibidos...

Proponemos que cada vivienda pueda tener un parqueadero. Simplemente estamos permitiendo que haga los que quiera, sólo que ahora tiene que pagar por eso.

Pero algunos insisten en que esa no es la tendencia inmobiliaria, ni soluciona la movilidad...

El constructor debe tomar la decisión de privilegiar a los carros o a las personas.

¿Qué tan bien representado se siente en el Concejo con el secretario de Gobierno, Guillermo Jaramillo, luego de su ofrecimiento de la cartera de Hábitat a Cambio Radical, que tiene visiones opuestas al desarrollo de vivienda?

Yo creo que él es un personaje inteligente. Está entrando y ha venido a comprender el proceso del POT. Son procesos de ajuste y le tengo toda la confianza. Guillermo Alfonso no puede hacer lo que quiera si se tratara de estar por fuera de las visiones del gobierno.