Proponen cobrar a apps de domicilios por el uso del espacio público en Bogotá

Desde el Concejo buscan que las plataformas digitales como Rappi o Uber Eats paguen al Distrito por acondicionar lugares para esta población. Contarían con mobiliario para sus bicicletas y puntos de hidratación y descanso.

Las aplicaciones para pedir domicilios se han hecho populares en Bogotá. Plataformas tecnológicas como Rappi, Uber Eats, Mensajeros Urbanos, entre otros, han hecho que cada vez más bogotanos utilicen los celulares para ordenar cualquier tipo elementos, desde comida hasta implementos de aseo. Por ello, se ha hecho frecuente al caminar por las calles de la ciudad toparse con bicitenderos, domiciliarios que se transportan en bicicleta y que a la espera de su pedido parquean en frente de los locales, toman un descanso en alguna zona verde o amarran su bicicleta en un poste.

Así, el crecimiento de esta modalidad de domicilios se ha hecho visible para toda la ciudad y en el Concejo de Bogotá no pudo pasar desapercibida. En la corporación se está adelantando un proyecto de acuerdo con el que se busca solucionar el fenómeno relacionado con la permanencia en el espacio público de los bicitenderos.

(Lea: ¿Informalidad y malas condiciones laborales en Uber y Rappi?)

El proyecto plantea que se incluya dentro del listado de actividades económicas de aprovechamiento de espacio público aquellas asociadas al uso de la bicicleta como transporte de mercancías o domicilios. Además, propone instalar un mobiliario urbano en el espacio público exclusivo para los bicitenderos, que tenga puntos de descanso, zonas de hidratación y módulos para estacionar bicicletas.

El autor de la iniciativa, el concejal Rolando González (Cambio Radical), afirmó que “es preocupante que una actividad tan importante como la que desarrollan estos biciusuarios, la realicen en condiciones que no garantizan su seguridad como actores viales”. Así mismo, agregó que en el Plan Bici diseñado por la Secretaría de Movilidad para mejorar las condiciones de seguridad y movilidad de los biciusuarios de la capital, no se prevé la atención a estos domiciliarios cuyo principal instrumento de trabajo es la bicicleta.  

La propuesta contrasta con el panorama de vendedores informales, quienes desde hace años están en busca de que se apruebe su actividad, se les brinden garantías y, de ser necesario, se les provea de mobiliarios adecuados para regular su trabajo. “El panorama actual es de zozobra. A nosotros nos quitan el lugar de trabajo y no nos dan alternativas ni soluciones claras y concretas. Estamos a favor de acogernos a programas sostenibles que nos garanticen cinco años laborales, porque vivimos de esto”, afirmó Félix Palacios, vocero del gremio.

(Lea: Vendedores ambulantes, la tarea pendiente)

No obstante, el Distrito ha sido claro en su posición de devolverle al ciudadano el espacio público y evitar la explotación del mismo. A la fecha han sido recuperados 46 kilómetros de corredores peatonales. 

* * * 
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook:

808096

2018-08-24T19:23:53-05:00

article

2018-08-24T19:30:24-05:00

practicantebogota2_254170

none

-Redacción Bogotá - [email protected]

Bogotá

Proponen cobrar a apps de domicilios por el uso del espacio público en Bogotá

79

4011

4090