Propuesta de cambiarle el nombre a TransMilenio es calificada como “absurda”

Desde la Administración Distrital proponen que TransMilenio se llame Empresa Gestora del Transporte Integrado de Bogotá S.A.

Archivo El Espectador

Una fuerte polémica generó entre los concejales de Bogotá la presentación de un Proyecto de Acuerdo el cual pretende transformar la Empresa Transmilenio S.A. en la Empresa Gestora del Transporte Integrado de Bogotá S.A.

Para los concejales, la transformación del objeto de Transmilenio no tiene sentido y mucho menos lo planteado a partir de este proyecto: que Transmilenio se encargue de la planeación, gestión y organización del servicio público urbano regional de transporte de pasajeros en el Distrito Capital, y su área de influencia, bajo los modos de transporte terrestre automotor, férreo, y cualquier otro sistema alternativo de movilidad, en las condiciones que señalen las normas vigentes, las autoridades competentes y sus propios estatutos.

Para el presidente del Concejo, Miguel Uribe Turbay, la iniciativa presentada por el alcalde Gustavo Petro no tiene ningún sentido catalogándolo como un proyecto inútil.

“Este proyecto es totalmente inútil, una cosa es lo que se pretende hacer y otra cosa es lo que van a lograr con esta iniciativa”, explicó Uribe Turbay. Al tiempo que aclaró que “aprobar este proyecto es cometer un error gigantesco para la ciudad, porque, aun así, con los problemas que presenta Transmilenio en la actualidad sigue siendo un modelo de transporte público ejemplar y que mostramos en el mundo entero”.

En el marco del debate, Uribe Turbay solicitó que se cumpla lo determinado en el Plan de Desarrollo aprobado en lo referente a Transmilenio, que determina crear una gerencia integral para el Sistema Integrado de Transporte Público, presentando un Proyecto de Acuerdo al Concejo de la ciudad, seis meses después de aprobado el Plan de Desarrollo.

“Seis meses después de aprobado el Plan de Desarrollo el compromiso era que la Administración tenía que presentar al Concejo de Bogotá un proyecto de acuerdo para la creación de una gerencia integral para el Sistema Integrado de Transporte Público. No es lo que están presentando. Hoy dos años después presentan este proyecto. El Plan de Desarrollo no nos pide que se cambie Transmilenio. Lo que si contempla es la creación de una gerencia integral para todo el sistema”, puntualizó Uribe Turbay.

Los cabildantes presentaron sus reservas sobre la importancia de transformar la Empresa Transmilenio S.A. en la Empresa Gestora del Transporte Integrado de Bogotá S.A.

La concejal Lucia Bastidas dijo: “es una idea absurda, necesitamos que el gerente de Transmilenio concentre sus esfuerzos en mejorar el sistema en temas de infraestructura, frecuencias, calidad y humanización del servicio, campañas ciudadanas, entre otros temas y no a presentar proyecto que en nada solucionan y que no lo va a aprobar este Concejo con toda seguridad”.

“Bogotá necesitando una idea verdaderamente buena y una gerencia efectiva de Transmilenio y lo que vemos es que sencillamente el alcalde viene con la genialidad de cambiarle el nombre… El alcalde busca con este proyecto sepultar por completo un sistema que ha sido positivo para Bogotá, pero que tristemente se ha ido deteriorando por la falta de gerencia y la desidia del alcalde”, agregó.

Para la concejal Sandra Jaramillo, del partido de la U, está iniciativa tiene un trasfondo preocupante e inconveniente, puesto que abre la puerta para que la empresa de buses de Bogotá opere directa o indirectamente la prestación de servicio troncal, pasando por alto que el inciso 6º del artículo 3º del Acuerdo 4 de 1999 prohíbe expresamente la prestación del servicio por parte de Transmilenio.

“Tenemos dos caminos, o volvemos al sistema obsoleto y fracasado de buses de los años 90, o mantenemos las típicas prácticas características de esta administración, es decir, que bajo la figura de contratación directa la empresa gestora de transporte contrata a la empresa de buses de Bogotá, y ésta a su vez, podría contratar directamente la prestación del servicio troncal, coartando la competencia, una mejora en el servicio y la disminución de las tarifas”.