Protesta bloquea el carril de Transmilenio de la calle 26

Trabajadores de Egobus y Coobus reclaman el dinero que les debe Transmilenio por los buses tradicionales que cedieron para integrase al SITP.

Archivo

Al menos 50 pequeños propietarios de Egobus y Coobus –operadores del SITP que entraron a liquidación en septiembre pasado por orden de la Superintendencia de Sociedades – protagonizan este martes bloqueos en el carril de Transmilenio de la calle 26 en inmediaciones de la estación Ciudad Universitaria.

Por ahora, la manifestación  afecta el carril de Transmilenio de la calle 26 en sentido oriente- occidente y responde –según los propietarios– al dinero que les adeuda el sistema por los recursos que no han recibido de los buses tradicionales que cedieron para integrarse al SITP.

El hundimiento de Coobús y Egobús, que reunían cerca de 3.000 pequeños propietarios, se concretó en abril pasado, cuando Transmilenio decretó el incumplimiento del contrato de ambas empresas, después de varios intentos de rescate, entre planes de salvamento y prórrogas para poner a circular sus buses.

Así, se fue al traste una idea que nació con buenas intenciones: que los pequeños propietarios de buses tradicionales en Bogotá se unieran en empresas con el fin de vincularse al Sistema Integrado de Transporte Público (SITP). De esta manera, dejarían atrás los vehículos viejos y pondrían a rodar los azules que caracterizan la nueva era del transporte colectivo en la capital del país.

Egobús, que reunía a 1.800 dueños, y Coobús, que agremiaba a unos 1.500, fueron el producto de esa idea. Algunos de esos propietarios tan solo tenían un bus. El Distrito les entregó las rutas de Fontibón, Perdomo y Suba Centro, pero ninguna de las dos empresas logró poner a circular los buses azules que se necesitaban para operar en esas zonas. Tampoco alcanzaron viabilidad financiera ni técnica.

Con esta protesta ya sería la segunda vez que los trabajadores de dichas empresas salen a las calles a hacer una manifestación. La primera ocurrió el nueve de diciembre de este año.  Entretanto, Transmilenio funciona a un solo carril. Sin embargo, varios de los articulados están empezando a movilizarse por el tramo mixto.

En cuanto al tráfico, hay congestión vehicular en el carril exclusivo de Transmilenio y en el central de la calle 26 que conduce al aeropuerto El Dorado, por donde circulan los carros particulares.