Protestas en el centro de Bogotá por proliferación de habitantes de calle

Propietarios de locales comerciales del sector de San Bernardo insisten en que los habitantes de la calle los amedrentan y amenazan para que no abran sus negocios.

Archivo El Espectador

Alrededor de 50 personas –entre comerciantes y residentes– protagonizan bloqueos y protestas este martes en el centro de Bogotá por cuenta de la proliferación de habitantes de la calle en inmediaciones a sectores como el Bronx, Cinco Huecos y San Bernardo, lo que según ellos, ha repercutido en mayor inseguridad, amenazas y afectación de sus ventas.

Las manifestaciones se registran en la Avenida Caracas, entre calles 2 y 4, afectando especialmente el sistema Transmilenio a la altura de la estación Hospital, ya que los comerciantes se tomaron el carril exclusivo.

Desde el mismo momento en que las autoridades adelantaron el operativo que les permitió hacerse al control del sector del Bronx –hace más de dos meses– los comerciantes han advertido las intimidaciones que estarían recibiendo por parte de habitantes de la calle que los estarían amedrentando para que no abran sus negocios. (Lea: Autoridades se tomaron el centro de Bogotá para dar con captura de 'sayayines')

Por ello, los manifestantes exigen que la Policía reubique a los habitantes de la calle y se tome el sector de forma integral para no afectar los locales comerciales y las residencias de la zona.

Hace menos de 12 horas, las autoridades adelantaron operativos en el barrio La Estanzuela para trasladar a los habitantes e instarlos a acudir a centros de acogida. Durante estos hechos, los afectados la emprendieron contra los buses de Transmilenio, sembrando el pánico entre los pasajeros. (Lea: Pánico en bus de Transmilenio por ataque de habitantes de la calle)

De acuerdo con las autoridades, los habitantes de la calle buscaban oponerse a sangre y fuego que la Policía interviniera la zona donde se ha identificado consumo y distribución de estupefacientes, sumado a la proliferación de organizaciones delincuenciales dedicadas no solo a esta actividad, sino al hurto y la extorsión. Particularmente, las autoridades están tras la pista de mafias relacionadas con los denominados ‘sayayines’.

Según los comerciantes, tras la intervención se viene regando un rumor según el cual los delincuentes les imponen horario para abrir, y si no cumplen, les queman sus negocios. Las víctimas son los ciudadanos que tienen establecimientos comerciales ubicados entre las calles 6ª y 13, y entre la avenida Caracas y la carrera 30. Las razones para que los intimiden no son claras, pero ante el miedo han insistido en el refuerzo en la vigilancia.

Temas relacionados
últimas noticias