Quedan solo 13 días para la fecha límite

A pupitrazo o por decreto: el futuro del POT

La advertencia sobre los ajustados tiempos para tramitar el POT se está cumpliendo y es casi un hecho que no se votará antes de las elecciones. Sin embargo, el mayor riesgo es que no se alcance a debatir en plenaria y al final lo aprueben por decreto.

Panorama de uno de los debates del POT durante las intervenciones del Distrito.Cristian Garavito - El Espectador

El futuro del proyecto del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) en el Concejo sigue sin despejarse. Por el tiempo que han gastado en intervenciones, aclaraciones, inasistencias, vacaciones y aplazamientos, todo apunta a que el cabildo incumplirá con su obligación y el importante instrumento, que definirá el rumbo de la ciudad en los próximos 12 años, se terminará aprobando por decreto. Por ahora, este parece ser el pronóstico, a menos de que los concejales aceleren el paso y lo terminen aprobando a “pupitrazos”. (LEA: Concejo comenzará la votación del proyecto POT de Bogotá)

Por lo visto hasta ahora eso no ocurrirá. Aunque la idea era que ayer empezara la votación de las ponencias en comisión, para tratar de tener una decisión definitiva y presentarla a la plenaria antes de las elecciones del domingo, es claro que no alcanzarán. Para empezar, muchos concejales llegaron tarde a la sesión, citada para las 9:00 de la mañana. Y para completar, solo sesionaron hasta el mediodía. Por eso, este ritmo (con menos de tres horas de trabajo) muestra un mal panorama.

Lo de ayer fue una muestra más de lo que ha sido el trámite que, desde que el Distrito radicó el proyecto el 5 de agosto, ha sido lento e interrumpido. Eso sin obviar la responsabilidad del Distrito, que dejó pasar mucho tiempo en la estructuración del proyecto y lo terminó presentando en el último semestre de su administración, en plena campaña electoral, apretando los tiempos para el debate.

>>> LEA: Discusión del POT avanza lento: ¿y si se termina aprobando por decreto?

Hoy las múltiples advertencias sobre lo ajustado que iba a estar el calendario empiezan a cobrar validez. Los 15 concejales de la Comisión Primera deben votar inicialmente las ponencias positivas, aunque con modificaciones, presentadas por Lucía Bastidas (Alianza Verde) y el presidente de la Comisión, Juan Felipe Grillo (Cambio Radical), y la negativa, entregada por Celio Nieves (Polo Democrático). Luego deben votar todo el articulado de un proyecto que ha despertado especial interés de ambientalistas y residentes de varias localidades, que lo consideran dañino para su entorno.

Ahora la idea es adelantar este último trámite a partir del jueves, algo arriesgado teniendo en cuenta que el proyecto tiene 555 artículos, por lo que algunos cabildantes consideran que la única forma de sacarlo adelante es a “pupitrazo”. Vale aclarar que el trámite en la Comisión del Plan es clave, ya que esta es la única instancia en la que se pueden hacer modificaciones, teniendo en cuenta los reparos de la comunidad. En la plenaria, donde se realizará la votación final, los 45 concejales solo pueden decir sí o no al POT.

>>>LEA: POT en Bogotá: más líos entre conservación y desarrollo

>>>LEA: El Consejo Territorial de Planeación Distrital ratifica concepto negativo sobre el POT

>>> LEA: El POT haría que miles de comercios cierren en Bogotá: Fenalco

De ahí la importancia de que la votación se haga esta semana. Sin embargo, apenas acaban de finalizar las intervenciones de los voceros de cada bancada. La semana pasada hablaron Emel Rojas, Juan Carlos Flórez y Marco Fidel Ramírez, miembros únicos de Colombia Justa Libres, Partido ASI y Opción Ciudadana, respectivamente; Jorge Torres, en representación de Alianza Verde; Yefer Vega por Cambio Radical; Nelson Cubides a nombre del Partido Conservador; María Victoria Vargas por el Partido Liberal; Xinia Navarro por el Polo; y Diego Molano por el Centro Democrático. Ayer los últimos turnos fueron para Olga Victoria Rubio (Partido MIRA), Ricardo Correa (Partido de la U) y Hollman Morris (Progresistas), pero aún faltan las intervenciones de los cabildantes de otras comisiones que deseen hacerlo (cada uno tiene máximo 30 minutos), paso que empezará hoy.

La sesión de ayer finalizó pasado el mediodía. A su término, varios concejales manifestaron su preocupación por la contrarreloj en que se convertirá la votación. Manuel Sarmiento (Polo) aseguró que “se cumplirá lo que advertimos y no vamos a alcanzar, a no ser de que se vaya a ‘pupitrear’. Necesitamos precisar cuánto tiempo van a hablar los concejales que no son voceros y, además, se está incumpliendo el tiempo de cada intervención. Estamos próximos a que se cumpla la fecha límite y es necesario comenzar la votación”.

Entretanto, Lucía Bastidas defendió que las sesiones siempre han contado con quórum necesario y que fue el propio Concejo el que pidió la intervención de casi todos los funcionarios del Distrito, para que explicaran en detalle el proyecto de POT. “He estado aquí todas las sesiones y no se puede decir que estemos faltando a los debates. Se han dado las garantías. Lo que más le sirve a la ciudad es tener una revisión general del POT y sacarlo por acuerdo. Lo fácil para la administración es sacarlo por decreto y quedaríamos muy mal ante la opinión pública”.

>>> LEA: Crece debate por proyecciones de población para el POT de Bogotá

Otro de los miembros de la comisión, Marco Fidel Ramírez (Opción Ciudadana), por su parte alega que todo este trámite es ilegal, motivo por el que interpuso una acción de cumplimiento que pide medidas cautelares sobre este proceso. Al margen de eso, considera “una vergüenza que el Concejo no vote este POT y sería una pena dar el ‘papayazo’ de que el alcalde Peñalosa lo expida por decreto. Igual que mis compañeros de la comisión he estado en las sesiones y he fijado mi posición categórica sobre la ilegalidad de la revisión del POT”.

Ante este panorama, el concejal Juan Carlos Flórez (Partido ASI) tiene una posible solución. Según dijo, “si no trabajamos en jornada continua y si los concejales no asisten a toda la sesión, crece el riesgo de que no se pueda votar en primer debate. De esa forma, el alcalde más impopular en la historia contemporánea de Bogotá podría sacar por decreto un POT, que va en contravía de los intereses de la ciudad”.

Las intervenciones de los voceros de bancadas muestran que aún hay muchas dudas sobre el proyecto, a pesar de las extensas intervenciones de los funcionarios del Distrito, de los dos cabildos abiertos y de los foros con expertos. De acelerar, todo apunta a que la votación de los artículos se hará por bloque, pese a que hay ciertos temas sensibles como los desarrollos en el norte de la ciudad, los establecimientos de alto impacto, el Sendero de las Mariposas o la alameda entreparques. Aunque la mayoría de concejales dicen tener disposición, el tiempo juega en contra, lo que da pie a que finalmente se apruebe por decreto, un escenario que solo le conviene a la administración, porque no se incluiría ninguna modificación a su iniciativa.

887134

2019-10-21T22:00:30-05:00

article

2019-10-22T11:59:26-05:00

[email protected]

none

Felipe García Altamar - @FelipeAltamar ([email protected])

Bogotá

A pupitrazo o por decreto: el futuro del POT

44

8201

8245