¡Qué video! Vendían películas piratas y drogas en Bogotá

Autoridades desarticularon seis bandas en Bogotá dedicadas al microtráfico. Operaban en las localidades de San Cristóbal, Ciudad Bolívar, Teusaquillo, Bosa, Kennedy, Antonio Nariño y Usme. Fruto de la “Operación Duende”, capturaron a 35 personas.

Cortesía Policía de Bogotá

“Operación Duende”. Así denominaron la secretaría de Seguridad y la Policía de Bogotá la operación que sirvió para desarticular seis bandas dedicadas a la venta de drogas, que operaban cerca a colegios y parques de las localidades de San Cristóbal, Ciudad Bolívar, Teusaquillo, Bosa, Kennedy, Antonio Nariño y Usme. La investigación permitió la captura de 35 personas, de las cuales algunas ya contaban con antecedentes. Según información de la Policía, estos son los grupos delincuenciales:

Las JJ

La conformaban cinco mujeres y un hombre, quienes delinquían en el sector del 20 de Julio, de la localidad San Cristóbal. Se hacían pasar por vendedores de películas piratas y “de esta manera, lograban vender entre 200 y 300 dosis diarias, lo que les representaba hasta $2 millones al día”. Al parecer, la organización era liderada por “Yenny”, quien se encargaba de distribuir y coordinar la mercancía, era apoyada por alias “Paula”, quien contabilizaba las ganancias. Y quienes eran los encargados de comercializar la droga eran Carol, Francy, Sandra y Jefry.

La 38

Los 10 integrantes capturados de esta red se desempeñaban como bicitaxistas en las localidades de Kennedy. Antonio Nariño y Bosa, lo que les permitía transportar “marihuana, bazuco y cocaína, sin levantar sospecha de la comunidad o de las autoridades”, indicó la Policía.  Estos se tomaban los parques de Bellavista y Torremolinos, donde lograban ventas diarias de hasta $10 millones. La estructura era liderada por “Fernando” quien, además de tener antecedentes por tráfico de armas, tenía una detención domiciliaria vigente.

Los Sierra”

Esta estructura estaba conformada por siete personas que delinquían en Sierra Morena, de la localidad Ciudad Bolívar. Estaba bajo el mando de “Adriana” quien, según indicó las autoridades,  se camuflaba bajo un aspecto mujer de ama de casa y desde su vivienda distribuía la droga. Otros dos integrantes que se hacían llamar “Quemado” y “Chucho” se encargaban de adminsitrar las ganancias, que a diario representaban hasta $2 millones.

“San Andrés”

Los tres integrantes de esta banda se dedicaban a la venta de drogas sintéticas y marihuana, mediante la modalidad de domicilio, en la localidad de Teusaquillo. El grupo era liderado por “Sandro”, quien recibía pedidos mediante llamadas telefónicas “aprove chando su cercanía a zonas universitarias y de rumba, lo que les dejaba dividendos de hasta $3 millones diarios”, señalaron las autoridades.

“Parques II”

Este grupo delincuencial era integrado por “Neme”, “Machete” y “Alejandro” quienes usaban a menores de edad para vender los estupefacientes. Operaban en el barrio San Bernardito y en un conjunto residencial donde al parecer amenazaban a los residentes del sector para evitar que los denunciaran. 

“Los muchachos”

La estructura delincuencial que estaba conformada por seis sujetos, además de vender alucinógenos, se les investiga por su presunta participación en muertes violentas en Usme y por el control de territorios.