“Queremos un consenso para un plan maestro de movilidad”: comité Defendamos la Séptima

Los detractores de la construcción de una troncal de Transmilenio por la Séptima enfilan baterías para frenar el proyecto del Distrito y lanzan algunas alternativas para el desplazamiento y el espacio público de la mítica avenida.

Cortesía, El Chapín.

Quedan pocas semanas para que el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) presente los estudios y diseños definitivos para el proyecto de la Alcaldía de Bogotá de construir la troncal de Transmilenio por la carrera Séptima. Hasta ese día, que la entidad proyecta para finales de noviembre, en la ciudad se enardecerá el debate entre partidarios y detractores de la obra que tendrá un costo de entre $2.3 y 2.4 billones. Los últimos capítulos de la discusión fueron la publicación por parte del Distrito de las piezas gráficas que detallan cómo quedaría la troncal que atravesaría toda la avenida desde la calle 32 hasta la 200. En respuesta, aunque fue planeada hace casi un mes, los opositores al proyecto desarrollaron el sábado una movilización que bautizaron “Gran Carnaval en defensa de la Séptima”. (LEA: Ciudadanos protestan por la construcción de Transmilenio por la Séptima)

En realidad, fueron dos marchas que se encontraron en el Museo del Chicó. Una partió de Hacienda Santa Bárbara y congregó a quienes habitan los puntos más al norte de la avenida; la otra salió del Parque de los Hippies, punto que acogió a los comités de Chapinero. En total, fueron entre 300 (según Secretaría de Movilidad) y 500 (calculan los organizadores) los participantes de la caravana que por más de dos horas protestó contra la construcción, valiéndose de pitos, pancartas, arengas y coreografías enmarcadas en una temática circense.

Salieron ciudadanos de todas las edades y clases sociales: niños, jóvenes, adultos, personas de la tercera edad, biciusuarios, y hasta madres con sus bebés en coches. También hubo presencia de escritores, actores, presentadores y otras figuras públicas que residen en la zona y, por supuesto, se unieron concejales, congresistas y promotores de la revocatoria de Enrique Peñalosa. Otros espontáneos que habitan los edificios por los que pasó la caravana se asomaron por sus ventanas y la aplaudieron.

GALERÍA: Así fue el “gran carnaval” contra la construcción de Transmilenio por la Séptima

Los trancones en varios tramos del corredor fueron inevitables. Aunque la marcha nunca se tomó todo un carril ni bloqueó por completo la movilidad de los vehículos, sí causó traumatismos en muchos puntos clave del corredor. Pese a esto, muchos de los conductores se sumaron a la movilización haciendo sonar la bocina de sus vehículos, y otros más reprocharon por el caos que generaron las marchas. El secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, rechazó que la movilización no hubiera respetado el acuerdo inicial de desplazamiento, que era solo por un carril de la calzada oriental.

Los organizadores de la manifestación la calificaron como un éxito. No solo porque excedió el aforo que esperaban, sino porque sirvió para que los líderes que estaban trabajando de manera independiente se conocieran y se organizaran. De hecho, al final de la movilización nacieron tres comités en Usaquén, localidad que no tenía más que algunas personas haciendo oposición. Ahora, esos comités (uno de la calle 100 a la 134, otro entre calles 134 y 153, y el tercero de la 143 a la 200) se sumarán a los de Chapinero y desde ya enfilan baterías para lograr su objetivo, que no es tumbar la construcción, sino evaluar alternativas -tranvía o metro subterráneo- complementadas por un plan de revitalización del espacio público.

>>> LEA: Así se vería Transmilenio por la séptima, según el Distrito

“Pese a que el alcalde y el Concejo nos ignoraron, nosotros tenemos propuestas. Queremos un consenso para un plan maestro de movilidad, esta ciudad no puede estar improvisando ideas con cada alcalde de turno. Hay que tener un plan técnico y a largo plazo con un metro subterráneo como eje, que sea amigable con el ambiente, con los ciclistas, con todas las formas de movilidad”, asegura uno de los voceros de Defendamos la Séptima, Edmundo López, quien añade que el comité también propone aprovechar las vías férreas de la carrera novena con un tranvía y reorganizar las rutas de buses, para dar una solución de movilidad en el norte de la ciudad.

>>> LEA: Transmilenio por la Séptima: choque al rojo vivo

En cuanto a las acciones de protesta, por ahora los comités no se planean nuevas movilizaciones como la del sábado. Por el contrario, el plan de trabajo para los próximos días estará más enfocado en seguir hablándole a los vecinos sobre el proyecto, a la vez que preparan las primeras acciones judiciales para evitar que se ponga la primera piedra de la troncal.

“Sigue el movimiento con un trabajo calle a calle. Todavía hay gente en Bogotá que no sabe de este proyecto y lo que implica. Estamos organizando y reforzando los comités sectoriales para prepararnos para la presentación de los estudios. Estamos alistando una acción popular para la que ya se están recogiendo firmas. Queremos presionar especialmente a los precandidatos presidenciales, porque la movilidad depende en un 70 % de la Nación, para que se expresen sobre la séptima y sobre su visión de movilidad”, dice Sebastián Rojas, otro de los voceros, quien insiste en el metro subterráneo. “No puede ser que todas las avenidas de Bogotá tengan Transmilenio, cualquier ciudad avanzada del mundo que tiene un componente de alta capacidad y aprovecha el subsuelo para no poner a competir a todos los medios de transporte”, agrega.

>>>LEA: A favor y en contra de Transmilenio por la Séptima

El acercamiento entre Distrito y opositores de la troncal se enfrió. Las reuniones para explicar la obra a los habitantes de la avenida ya se hicieron, así que los intentos por concertar formas de hacer la obra ya ocurrieron y fracasaron. No obstante, quienes quieran aún pueden ir al Crea (Centro de Reunión, Encuentro y Atención en Obra), ubicado en las oficinas de Ingetec -consultor encargado de los estudios- en la carrera. 6 # 30A – 30, para obtener información adicional del proyecto. Lo que queda para estos días antes de la presentación de los estudios será una defensa más férrea de la Alcaldía a su proyecto, y una oposición aún más organizada que lo evitará a toda costa. Lo único cierto es que la controversia apenas empieza.

>>> LEA: La séptima es Bogotá

>>> LEA: Así se imaginan los ciudadanos el Transmilenio por la Séptima