¿Quién era Javier Ordóñez, el abogado que murió tras un proceso policial en Bogotá?

Noticias destacadas de Bogotá

Tenía 44 años, era padre de dos hijos, uno de 15 y otro de 11 años. Inicialmente estudió Ingeniería Aeronáutica, pero tiempo después decidió estudiar derecho, estaba tramitando los papeles para recibir su diploma y contaba con una licencia provisional.

La muerte de Javier Ordóñez, luego de un procedimiento policial en el occidente de Bogotá, tiene conmocionado al país, pues un video difundido en redes sociales, muestra sus últimas horas de vida mientras era neutralizado por dos uniformados de la policía que le realizaron nueve descargas eléctricas con una pistola teaser. El Espectador habló con sus familiares para conocer quién era.

Javier Ordóñez tenía 44 años, estuvo casado durante 11 años y de ese matrimonio nacieron sus dos hijos, uno de 15 y otro de 11 años. Sin embargo, hace cinco años se divorció y comenzó otra relación con Maura Dotti, con quien llevaba cuatro años y ochos meses. Ellos vivían juntos, en unión libre. “Él era muy buena persona. Era un amor, amaba a los niños (sus hijos) y era un amigo espectacular. Era muy bueno conmigo y fue un excelente padrastro con mi hija, ella puede dar fe de ello”, destacó Dotti para El Espectador.

No olvide leer también: “Debe haber una restructuración profunda en la Policía”, Claudia López

La mujer también asegura que si bien Ordóñez estaba ingiriendo alcohol cuando sucedieron los hechos, él no era alcohólico. “De pronto la gente cambia cuando consume alcohol, pero él nunca llegó a terminar en un CAI. Él tenía una hoja de vida intachable, no tenía antecedentes”, aseguró.

Y así la secunda Eliana Garzón, excuñada de Ordóñez, quien contó que tenía dos carreras profesionales. La primera era Ingeniería Aeronáutica, la cual terminó años atrás, sin embargo, tiempo después decidió estudiar otra carrera, Derecho, la cual ya estaba terminando en la Universidad Cooperativa de Colombia. “Esa decisión que él tomó, la de cambiar de profesión tan radicalmente, fue porque, aunque la ingeniería aeronáutica era su pasión, nunca encontró su salida profesional en eso y nunca se pudo emplear”, explicó Garzón.

>>>Lea: Hombre muere luego de un procedimiento policial en Bogotá

Pese a que todavía no obtenía su título, Ordóñez ya contaba con una licencia provisional para ejercer. Lo único que le hacía falta para graduarse era realizar su examen de inglés, el cual es un requisito de la universidad en la que estudiaba. Su excuñada también destacó que era muy sociable. “Él todo el tiempo estaba con gente, todo el mundo lo rodeaba, contaba historias. Le encantaba estar con amigos, era muy amiguero”.

Garzón también cuenta que era un hombre al que le gustaba hacer deporte, mantenerse en forma. Casi toda su vida la vivió en el barrio Santa Cecilia, en el apartamento en el que residia, el cual era de su mamá. “Su mamá se fue a vivir a España cuando estaba muy joven y su hermano vive en Argentina. Cuando su mamá se fue él quedó con su tía, doña Elvia, ella era como una madre para él. Ella fue la que se hizo cargo de ellos acá, entonces el dolor que ella está sintiendo en este momento es como el de una madre también”, aseguró.

Le puede interesar: Fiscalía prioriza investigación de caso de hombre que murió tras procedimiento policial en Bogotá

Pese a que los hechos que rodearon la muerte de Ordóñez causaron indignación y rechazo, Garzón asegura que ha escuchado y visto en redes sociales que algunos usuarios están diciendo que este “merecía” el trato dado por los policías. “La gente está llena de odio en redes sociales. Están diciendo que mi excuñado era un alcohólico y que se merecía morir. Ante eso solo tengo que decir que el que cometamos errores no les da permiso para matar a alguien. Nosotros no defendemos el hecho de que Javier haya roto las reglas, creemos que de pronto sí debían haberle puesto un comparendo. Lo que repudiamos es que eso no les da el derecho de matarlo, porque la Policía asesinó a mi excuñado”, finalizó Garzón.

Por el momento, la familia está pendiente de uno de los amigos que acompañaban a Javier cuando ocurrieron los hechos, que actualmente está retenido por oficiales de la Policía en la URI de la Granja, ubicada en Engativá, según dicen los familiares, quienes también aseveraron que llegarán hasta la última instancia para que haya justicia por la muerte de su familiar.

Comparte en redes: