Reabrir el San Juan de Dios valdría $440.000 millones

Eso cuesta recuperar los 22 edificios del hospital que, además, tiene deudas laborales por $164 mil millones.

En 2012 se instaló una mesa de trabajo en la Procuraduría para definir la reapertura del Hospital San Juan de Dios, declarado Monumento Nacional en 2002. En el proceso para revivirlo se habló de una expropiación por parte del Distrito. La liquidadora del centro hospitalario desde 2006, Anna Karenina Gauna, se enfrentó en repetidas ocasiones con el entonces secretario de Salud Guillermo Jaramillo, hoy secretario de Gobierno. Pese a las diferencias, Distrito, Nación, Gobernación y la liquidadora buscan la forma de recuperar el centro de salud; acatando la Sentencia SU484 de 2008, de la Corte Constitucional. Luego de una negociación a puerta cerrada, el Distrito la ofreció a la liquidarora $140.000 millones por los terrenos del hospital.

Si esta propuesta es aceptada, el Distrito aplicará unos planes parciales acordados en la Procuraduría. Por un lado, el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC) está trabajando con la Universidad Nacional en la elaboración del Plan Especial de Manejo y Protección para recuperar las 22 edificaciones del San Juan de Dios. Tan sólo éste cuesta $1.100 millones. Un cálculo parcial del IDPC señala que la restauración integral de las edificaciones (y adaptarlas a las normas de sismorresistencia) cuesta cerca de $200 mil millones, a los que se suman alrededor de $100 mil millones que la Secretaría de Salud debe invertir en equipamientos médicos.

En caso de que se concrete la compra con el Distrito, la Universidad tendría de regreso un hospital público de cuarto nivel: “Defendemos la reapertura y queremos que el San Juan siga cumpliendo su misión desde lo público pero somos conscientes de que es necesaria una valoración de los edificios. Por ejemplo, el bloque central del hospital es del año 1952. Algunos equipos son del año 1996 y hoy en día se trabaja con diferentes softwares informáticos”, explica Raúl Sastre, decano de la Facultad de Medicina de la U. Nacional.

Pese a los costos que implicaría la restauración, la Secretaría de Salud confía en que esta intervención sea menos costosa que la construcción de un nuevo hospital de cuarto nivel. “El San Juan tiene 10 mil metros cuadrados y 22 edificios que se pueden recuperar entre 18 y 24 meses. Un hospital nuevo costaría cerca de $550 mil millones. El Hospital San José, por ejemplo, tiene 110 años y sus instalaciones cumplen la normativa internacional”, asegura Aldo Cadena, secretario de Salud. El hospital comenzaría a funcionar con 350 camas.

A la problemática se suman los más de 500 funcionarios del hospital que interpusieron tutelas contra la liquidadora, alegando irregularidades en el proceso de liquidación. La labor de Gauna era indemnizar a 3.640 trabajadores. Algunos reclaman salarios desde los años 80.

El Espectador contactó a la liquidadora, quien señaló que a la fecha se han pagado $189 mil millones. Segú un documento entregado por Gauna, aún están en trámite $164 mil millones. Uno de los abogados de la liquidadora dijo que “la venta de los predios y la liquidación son diferentes. Una cosa no frena a la otra”. Hace un año la liquidadora señaló que la deuda con los trabajadores ascendería a los $2,2 billones.

En la Sentencia SU484 de 2008 quedó establecido que el Distrito pagaría el 25% de la deuda con los trabajadores, la Nación el 50% y Cundinamarca el 25% restante. Sobre este punto, Cadena señala que “el Distrito ha sido eficiente en la transferencia de los recursos. Es responsabilidad de la liquidadora dejar todo a paz y salvo”. La liquidadora dice que la SU484 establece que los trabajadores deben ser indemnizados hasta 2001. Sin embargo, con la Sentencia T-010/12 las cosas se complican más debido a que la corte le dio la razón a María Camelo, antigua trabajadora de la institución a quien le fue concedido un aumento en su liquidación. El fallo ordena que se le “reconozcan y paguen los salarios causados entre el 30 de octubre de 2001 hasta el momento de la interposición de la tutela concedida por el Consejo Seccional de la Judicatura (año 2007)”.