Reanudan obras en el Hospital de Kennedy

Después de seis años de retrasos, Luis Gonzalo Morales, secretario de Salud, se comprometió a arrancar la construcción de la central de urgencias, este mes.

El Espectador

La Administración Distrital anunció que las obras de ampliación del Hospital de Kennedy, abandonadas hace seis años, se reanudarán este mes. Luego de una inversión que supera los $24.000 millones y de varios incumplimientos en la fecha de entrega, Luis Gonzalo Morales, secretario de Salud, se comprometió a arrancar la construcción de la central de urgencias. Estará lista a mediados del 2018. (Lea: El drama en las salas de urgencias de Kennedy).

Los arreglos del Hospital son prioritarios, debido a la demanda de pacientes que ingresan a diario al centro asistencial. Al menos 200 son atendidos por seis médicos. Sin embargo, tienen que enfrentarse a largas esperas por la falta de personal y de un espacio óptimo para urgencias. Actualmente, hay 80 camas habilitadas, pero se necesitan 250 para un buen servicio.

Según Juan Ernesto Oviedo, gerente del Hospital, la principal afectación del centro de salud “se debió a la ampliación de urgencias propuesta en 2005”. Esto apenas comenzó a concretarse en 2010, durante la Alcaldía de Samuel Moreno, cuando se contrató la obra, pero los españoles que se ganaron el contrato de $24.000 millones, después de diversos aplazamientos, se fueron en 2013 sin terminar.

Se trataba de la firma Herreña Fronpeca, que abandonó otras obras en BogotáEra la época del carrusel de la contratación y la Secretaría de Salud estaba a cargo de Héctor Zambrano, ya condenado por el escándalo de las ambulancias en la administración Moreno.  (Lea: Otra obra abandonada por una firma española)

En esa obra no solo se invirtieron recursos del Distrito, sino del Banco Mundial. La administración de Gustavo Petro (2012-2015) intentó salvar los trabajos, pero a pesar de los esfuerzos, hoy están en obra negra. (Lea: Las obras quedadas que financió el Banco Mundial en Bogotá).

A los pacientes que llegaban a urgencias, entonces, comenzaron a atenderlos en lo que antes era un parqueadero. “La respuesta del Hospital ha sido hacer áreas de expansión no tradicionales mientras se termina la obra. En este momento se están actualizando los diseños de la parte de urgencias, debido a que transcurrieron varios años y a que hay normas nuevas”, explica.