Recaudo Bogotá denuncia que Angelcom ha impedido la integración

Recaudo Bogotá anunció que ha decidido demandar a Angelcom ante la SIC por competencia desleal y abuso de posición dominante.

Archivo El Espectador

Recaudo Bogotá, operador de la tarjeta tullave, denunció este miércoles durante una rueda de prensa rueda de prensa que Angelcom, firma responsable del recaudo de las fases I y II de Transmilenio, está boicoteando el proceso de integración al negarse a entregar la información completa de sus tarjetas, al impedir la entrada a sus estaciones.

Así mismo, Recuado Bogotá dijo que Angelcom también ha rechazado todas las propuestas de integración planteadas y que además ha difundido información difamatoria.

La integración no va a pasar si no tenemos la colaboración de Angelcom, y nos entregan la información, y no solo nos tienen que entregar la totalidad de la información sino que además nos tienen que dejar entrar a sus estaciones, tener acceso a sus torniquetes, validadores que hay ahí, para poder hacer las obras que haya que hacer”, señaló el presidente de la Junta directiva de Recaudo Bogotá, Pedro Ruano Castro.

“O sea que no es un proceso solo de entrega de información sino de acompañamiento permanente para que nos colaboren y podamos hacer nuestro trabajo”, agregó Ruano Castro.

Así mismo, el presidente de la Junta directiva de Recaudo Bogotá anunció que ante esta situación, se ha decidido demandar a Angelcom ante la SIC por competencia desleal y abuso de posición dominante.

“La idea es presionarlos económicamente para que colaboren, nuestro interés no es demandar a nadie, nuestro interés es obligarlos a que colaboren porque la gente, los usuarios necesitan que haya integración , el sistema está sufriendo por cuenta de que no hay integración y está perdiendo credibilidad, por lo tanto todos perdemos mientras no haya integración, aseveró Ruano Castro.

También, Recaudo Bogotá le solicitó a Transmilenio que como ente gestor y al Alcalde Mayor, adopte medidas efectivas que obliguen al operador de fases I y II a colaborar con el proceso como lo exige su contrato.

“Transmilenio tiene las herramientas jurídicas para exigir el cumplimiento de los deberes del contratista Angelcom. No sabemos por qué Angelcom está boicoteando el proceso, lo que sí es cierto es que la operación nuestra es mucho más barata para la ciudad”, concluyó.