Reclusas de la cárcel Buen Pastor ingresarán a programa de Colpensiones

El programa de Beneficios Económicos Periódicos (Beps) quiere llegar hasta la población privada de la libertad, con el objetivo de que creen un ahorro voluntario a largo plazo.

Archivo EFE.

Las 1.300 prisioneras de la cárcel el Buen Pastor de Bogotá ingresarán al programa de Beneficios Económicos Periódicos (Beps) de Colpensiones. El programa tiene como objetivo que las personas de escasos recursos creen un ahorro voluntario a largo plazo para que al finalizar su periodo laboral tengan acceso a un ingreso.

El convenio fue anunciado en las instalaciones del centro penitenciario por el ministro de Justicia, Enrique Gil Botero; el director general del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), brigadier general Jorge Luis Ramírez Aragón, y la presidente de Colpensiones, Adriana María Guzmán Rodríguez.

Rodríguez afirmó que el objetivo de la entidad que dirige es "seguir llevando el programa BEPS a la población privada de la libertad", por lo cual estarán el próximo 2 de marzo en la cárcel El Pedregal de Medellín.

Por su parte, Gil Botero manifestó que con estos programas "la política criminal defiende la condición de humanidad y dignidad para quienes han llegado a un centro de reclusión, buscando la dignificación y cumplir con ello la resocialización".

A diferencia de las pensiones, los inscritos en los Beps ahorran el dinero que desean en el momento que quieran y reciben un incentivo del 20 % por parte del Gobierno sobre el valor aportado.

De igual forma, este beneficio se recibe cada dos meses y no puede exceder el 85 % del salario mínimo legal vigente, es otorgado de por vida y no es heredable.

Hasta el momento, el programa cuenta con 381 personas privadas de la libertad inscritas, quienes cotizan un monto máximo anual de 990.000 pesos.