Redada de la policía contra apartamenteros

En el primer trimestre de este año se han presentado 1.250 hurtos a residencias, 388 casos menos con respecto al mismo período de 2013.

Un buseta parqueada enfrente de la calle 111 con carrera 50 llamó la atención de los vecinos del barrio La Alhambra. Al ver que un grupo de personas entraba y salía del vehículo, llamaron a la policía. Los uniformados, que llegaron al lugar pasadas las 9:00 de la mañana de este jueves, descubrieron que dentro de vehículo ya tenían empacadas algunas pertenencias de una academia de baile, que funciona en el sector.

Los uniformados, al ingresar a la casa, se encontraron con ocho personas armadas, que intentaban saquear la academia de baile. El modus operandi, similar al de muchos robos en residencias del país: “Entró una pareja a preguntar por las clases de baile. Cuando se fijaron que no había nadie, sacaron un revólver, me lo pusieron en la cabeza y me amordazaron. Luego entraron otras personas con pistolas muy grandes; empezaron a rodear toda la casa, mientras una mujer me empujaba y me pegaba. Después de preguntar dónde estaban las cosas de valor, llegó la policía y escondieron las armas”, relató una de las víctimas del frustado robo.

La Policía confirmó que se trataba de una banda de apartamenteros conocida como los Ñoños. “Es un grupo conformado por siete hombres y una mujer. Operaban en el sector de Prado Veraniego y en otros sectores del norte de la ciudad. En esta ocasión intentaron robar $180 millones, que estaban guardados en la academia. Pretendían emprender la huida en una buseta de transporte público y en un carro particular”, explicó el teniente coronel Óscar Pinzón Moreno, quien agregó que los Ñoños “hacían un estudio de los inmuebles para luego realizar el hurto.

Un riesgo

Este episodio en La Alhambra es uno de los 1.250 que se han presentado en el primer trimestre de este año. Aunque la cifra preocupa, la cantidad de asaltos a residencias fue menor que en el mismo período del año pasado, cuando se presentaron 1.638 robos a residencias.

El hurto a residencias se ha convertido en un dolor de cabeza para las autoridades. En los últimos tres años se han presentado 14.034 hurtos, de los cuales 4.015 ocurrieron en 2013 y 5.150 en 2012 (ver infografía). El problema, según ha podido establecer la Policía, es que las bandas también operan robando locales comerciales.

Mientras los hurtos a residencias han venido disminuyendo, en los locales comerciales la situación se ha agravado: en 2011 las autoridades recibieron 3.174 denuncias y dos años más tarde se registraron 6.550.

“En Semana Santa es importante que los ciudadanos les avisen a familiares cercanos si van a salir de la casa para que esta sea vigilada, o al administrador del edificio en caso de que este sea residencial”.

La Policía Metropolitana asegura que operativos como el que se realizó ayer en La Alhambra, en el que la policía del cuadrante reaccionó a los pocos minutos de que los vecinos denunciaran, son los que se deben replicar en localidades como Suba, zona en la que se presentaron 1.028 hurtos durante 2013.

Temas relacionados