Dos proyectos de movilidad para Cundinamarca

Regiotram y TM a Soacha, asegurados

La Nación dio luz verde para financiar el 70 % de los recursos del tren de cercanías por el occidente y la ampliación de sistema masivo en el municipio.

La línea actual de Transmilenio en Soacha se ampliará a 7,6 kilómetros. / Cristian Garavito

El metro de Bogotá no fue la única gran obra que quedó con recursos amarrados. Dos proyectos de movilidad para Cundinamarca también tuvieron vía libre, tras el convenio de cofinanciación entre el departamento y la nación para Regiotram (un tren de cercanías entre cuatro municipios de la sabana de la zona occidental y Bogotá), y las Fases II y III de Transmilenio a Soacha.

Con el proyecto del tren de cercanías, el departamento pretende disminuir el tiempo de traslado de los habitantes de Facatativá, Mosquera, Funza y Madrid hacia Bogotá. El Regiotram, que recorrerá 41,1 kilómetros, beneficiará a cerca de un millón de personas y tendrá, además, una conexión con el aeropuerto El Dorado. La línea la compondrán 17 estaciones, entre ellas seis rurales y seis pasos a desnivel en la carrera 30, las Américas, la 68, la Boyacá, la avenida Ciudad de Cali y la carrera 100.

Con los recursos asegurados se superan casi dos años de incertidumbre, en medio de discusiones con Bogotá, cuya prioridad ha sido la construcción del metro. Tras la intervención del presidente Santos para destrabar los trabajos, el Conpes aprobó el pasado 29 de octubre la construcción de la obra en la sabana y, en ese sentido, la nación aseguró los casi $1,5 billones (correspondientes al 70 % de los recursos). Además, ante la entrada en vigencia de la ley de garantías, que empezará a regir mañana, la Asamblea de Cundinamarca dio luz verde la semana pasada para las vigencias futuras que buscan financiar el 30 % restante del proyecto.

Otra de las obras que tienen el espaldarazo del Gobierno Nacional es el plan para ampliar la línea de Transmilenio en el municipio de Soacha (Cundinamarca), la cual tiene definida la financiación en tres partes. Según el Conpes, que declaró las obras de importancia estratégica, el 70 % ($430.563 millones) lo pondrá la nación, otro 15 % ($92.263 millones) saldrá de los bolsillos de Soacha, y el 15 % restante será responsabilidad de Cundinamarca.

La Fase II, que tendrá 1,3 kilómetros, se extenderá desde la estación de San Mateo hasta el sector conocido como El Altico, tramo en el que habrá dos estaciones y la 3M: un espacio que cuenta con diez plataformas para buses alimentadores. La Fase III, de 2,7 kilómetros y tres estaciones, se extenderá desde la 3M hasta el patio-portal, que se localizará en el sector de El Vínculo (frente a Ciudadela Maipore).

El proyecto, que aprovechará el trazado del corredor férreo, ya tiene los estudios y diseños de ingeniería de detalle. Con ellos se solucionan los retrasos de hasta siete años que impidieron el inicio de las obras. La iniciativa también contempla la generación de 126.000 metros cuadrados nuevos de espacio público, la construcción de un parque lineal y de 7,8 kilómetros de ciclorrutas en ambos costados de la autopista Sur.

El objetivo principal de extender 4 kilómetros el sistema en el municipio consiste en aliviar la carga de pasajeros que actualmente tiene la única línea. Los buses de esta primera fase hoy transportan a 85.000 pasajeros en un día laboral, cuando su proyección fue de 67.000 pasajeros.

últimas noticias

Rescatan "mono aullador" en Bogotá

A ahorrar gas mientras se supera la crisis