Reparación de víctimas en Bogotá está estancada

Las críticas giran en torno a la gestión del Instituto para la Economía Social, la atención de los Centros Dignificar y la entrega de viviendas prioritarias.

"A propósito de la conmemoración de las víctimas del conflicto, este diario conoció en detalle el informe que la comisión accidental de víctimas y desplazamiento forzoso de la política distrital de atención, asistencia y reparación a las víctimas del conflicto estableció en el Concejo de Bogotá. Estas son algunas de las principales conclusiones: El Gobierno Distrital debe revisar a fondo lo que sucede en el Instituto para la Economía Social (Ipes) ya que su gestión está afectando el derecho al empleo de las víctimas. Según el documento, la crisis en el Ipes se debe en parte a una mala gestión, producto de una inestabilidad institucional. En 28 meses han pasado cuatro directores y ha habido poca continuidad en el equipo que ha orientado el diseño y ejecución de los programas y proyectos para las víctimas. A septiembre del año pasado, 3.314 víctimas seguían sin empleo.  

 
“El Gobierno Nacional debe entender que el problema de empleo, de atención y asistencia a las víctimas requiere de un mayor compromiso presupuestal e institucional. Por ello: convocamos al Gobierno Nacional y Distrital a trabajar en equipo para avanzar con mayor celeridad en torno al tema de la vivienda”, aseguró el concejal Antonio Sanguino, quien preside la comisión y quien, sin embargo, reconoció que la ejecución tanto física como financiera se encuentra en un nivel bueno. 
 
Además, la atención y asistencia a las víctimas a través de los Centros Dignificar ha mantenido la cobertura pero existen dudas sobre la ruta de atención integral: tiene demoras en la atención, pocos funcionarios que atiendan los requerimientos, demoras en la inclusión del Registro único de Víctimas y la notificación a las víctimas, no hay presencia de todas las instituciones, entre esas la Secretaría de Desarrollo Económico. 
 
Otra fuerte preocupación son los datos en el SEGPLAN, la herramienta que la Secretaría Distrital de Planeación habilitó para acceder públicamente a información de inversión pública en la capital, ya que no tienen completa coherencia, lo que afecta la evaluación de la política. “Es necesario conocer el protocolo de atención integral, ya que sigue siendo bastante precaria la forma como se evalúa el impacto de la atención integral”, advirtió. 
 
Sobre el acceso a una vivienda, el informe reportó que el mayor problema ha sido en la gestión de suelo y en ese sentido, a diez meses de que se termine el año, es muy probable que la Alcaldía quede en deuda con las víctimas en esta materia. El Plan de Desarrollo Bogotá Humana tiene una meta de vivienda para víctimas de 40.000 y a septiembre de 2014 solo se habían entregado 5.572, el 13.9%. Además, creen que el gobierno Distrital aplaza, inexplicablemente, la entrega de subsidios de vivienda para las víctimas y reduce los recursos por ineficiencia en la Secretaría de Hábitat. 
 
Para esto es importante, según la comisión accidental, de la participación del Gobierno Nacional. "El aporte de la nación para vivienda de las víctimas es precario”, puntualizó Antonio Sanguino, y resaltó que es importante que el Gobierno Nacional avance de forma más decidida en conseguir las condiciones para el retorno de las víctimas a sus territorios, así como en la reacción e indemnización de las víctimas. No es una sorpresa que la gestión de vivienda haya estado atravesada por problemas con el gobierno nacional, por cuenta de las tensiones entre el Ministerio de Vivienda y el Gobierno Distrital, en ese entonces representado en Germán Vargas Lleras y Gustavo Petro. 
 
La comisión accidental está conformada por los concejales: Olga Victoria Rubio Cortés, Álvaro José Argote Muñoz, Miguel Uribe Turbay, Carlos Vicente De Roux Rengifo, Juan Carlos Flórez Arcila y Antonio Sanguino Páez, y evaluó el periodo comprendido entre 1 de enero y 30 de septiembre del 2014, sin embargo, se actualizó la información a diciembre 31 de 2014.