Reserva Van der Hammen en Bogotá, ¿Para vivienda o bosques?

El alcalde Enrique Peñalosa reveló este miércoles que sus planes de urbanización intervendrían esta zona protegida por la CAR.

Verónica Téllez Oliveros - El Espectador

El alcalde Enrique Peñalosa nunca ha ocultado su interés por la expansión urbana hacia el norte de la ciudad. No lo hizo en 1998, cuando fue alcalde por primera vez, ni ahora, cuando este miércoles en una entrevista con Blu Radio explicó que su proyecto de vivienda Ciudad Paz tocaría terrenos la reserva Thomas Van der Hammen. La intervención comprende viviendas para 350.000 personas. (Lea: Peñalosa admite que su proyecto de vivienda implica intervenir Reserva Van der Hammen)

Era de esperar que el ambicioso proyecto de vivienda de Peñalosa tocara la reserva ya que el proyecto Ciudad Paz busca habilitar 15.000 hectáreas de suelo en el perímetro urbano para la construcción y la reserva es de los únicos terrenos que le quedan a la ciudad. Además, Peñalosa ha dejado claro que prefiere invertir en la Cerros Orientales que en la reserva forestal Van der Hammen, que califica como “la única del mundo que no tiene árboles”.

Desde su campaña se notaba que a Peñalosa no le sonaba la idea de recuperar el terreno de la reserva Van der Hammen. Cuando se le preguntaba por el tema recordaba que casi toda la reserva “no tiene foresta, sino potreros con vacas. Y pertenece a privados”, y que antes de sembrar árboles, sería necesario comprar sus predios a muy alto precio. Agregando que ya ha advertido el grave costo ambiental de impedir la “urbanización bien hecha”.

Claro que la decisión de intervenir la reserva no le compete a la Alcaldía sino a la Corporación Autónoma Regional (CAR) ya que 2011 fue declarada Área de Reserva Forestal Productora Regional del Norte. Es decir, por norma, el principal uso de las 1.395 hectáreas de la reserva es forestal y deben protegerse. La recreación debe ser pasiva y otras actividades, como la vivienda o el agro, sólo se pueden hacer siguiendo los lineamientos de autoridades ambientales como la CAR. (Lea: Peñalosa y la Reserva Van der Hammen)

En parcelas de la reserva como el bosque Las Mercedes ya se han sembrado más de 22.000 árboles. Allí hay trabajadores del Jardín Botánico encargados del proceso de germinación de semillas de alisos, arbolocos y otras especies nativas, con las que se intenta darle vida al suelo de la reserva. Porque efectivamente muchas de sus áreas son potrero, que ha sido descuidado, pero que como lo señalan ambientalistas como Julio Carrizosa, son algunas de las tierras más productivas de la región.

Peñalosa lo sabe y por eso, cuando El Espectador le preguntó acerca de sus planes para la Van der Hammen, afirmó que esperaría a que la CAR se pronunciara al respecto. Después de la reunión que el alcalde de Bogotá sostuvo este martes con el presidente Juan Manuel Santos, Minvivienda, el director de la CAR y otras autoridades ambientales, salió con proyectos de urbanización que implican intervenir la reserva. Al parecer las autoridades nacionales ya le mostraron apoyo. (Lea: Reactivarán planes para construir viviendas en Bogotá)