Elecciones 2018: Colombia elige presidente

hace 7 horas

Restricciones en la movilidad de Bogotá para el 4 de febrero, día sin carro y sin moto

Además del 'Día sin carro', en febrero empezarán a regir varias medidas implementadas por el Distrito para buscar mejorar la movilidad en Bogotá.

Archivo El Espectador.

Febrero será un mes en el que la dinámica del transporte público, y la movilidad en general de Bogotá, se verán modificadas con importantes cambios decretados por la Alcaldía Mayor de la ciudad. A partir del miércoles 3, la tarifa de TransMilenio y el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), tendrá un aumento de $200 pesos, con el que el Distrito busca sanear las finanzas del sistema. De esta forma, el costo del pasaje de TransMilenio será de $2.000 pesos, y el de SITP quedará en $1.700 pesos.

Sin embargo, no es la única medida que ha implementado la Administración Distrital para buscar una mejora visible en la difícil movilidad de la cuidad, tema que fue mencionado especialmente por Enrique Peñalosa durante su campaña hacia el Palacio de Liévano, y que se constituye, junto a la seguridad y la infraestructura, como los ejes de su gestión.

Por ello, el 4 de febrero, un día después de que entre a regir el incremento en las tarifas del transporte público, retornará el sentido único de la Carrera 11 entre calles 81 y 100, y se eliminará el doble sentido que había sido dispuesto por la administración de Gustavo Petro. Asimismo, el corredor vial tendrá una nueva ciclorruta de aproximadamente 2,5 metros, por lo que también será eliminada la vía para bicicletas que funcionaba en el andén, y de esta forma buscar darle espacio a los peatones.

Según los cálculos del Distrito, por medio de la Secretaría de Movilidad de Bogotá, los cambios eran necesarios, en primer lugar con el objetivo de dar privilegio a peatones y biciusuarios, debido a que la medida brindará más espacio a cada uno, y evita que tengan que transitar por el mismo carril. En segundo lugar, la medida espera que el tiempo de viaje en transporte público se vea reducido, al aumentar la velocidad promedio de cada bus en un 36%.

Para asegurar el cumplimiento de cada nueva norma, el Distrito indicó que será la Policía de Tránsito la que hará presencia permanentemente en el lugar, además de una vigilancia con cámaras de seguridad, y el Grupo GUIA de la Secretaría de Movilidad, que se encargará de informar y orientar sobre los cambios.

Finalmente, como está establecido en el Decreto 1098 de 2000, ese 4 de febrero también habrá ‘Día sin carro’ en Bogotá, entre las 6:30 a.m. y las 7:30 p.m., día para el que el Distrito habilitará, como es costumbre, toda la red de bicicarriles y vías tradicionales de ciclovía en la ciudad. Los conductores que no acaten la medida serán multados con 15 salarios mínimos legales diarios vigentes; además de ser inmovilizados.