Las restricciones para subir a Monserrate en Semana Santa

180 operadores logísticos serán los encargados de orientar y ayudar a los caminantes.

Archivo El Espectador

El ascenso a los 2.350 metros del sendero peatonal exige un esfuerzo físico importante, por ello el IDRD adelanta una campaña de sensibilización y divulgación para que la comunidad que visita este ícono de Bogotá tenga en cuenta las restricciones y recomendaciones.

Las restricciones de ingreso al sendero peatonal aplicarán para mujeres en avanzado estado de embarazo, menores de cinco años o que tengan menos de un metro de estatura, adultos mayores de 75 años, personas con movilidad reducida y mascotas.

Como recomendaciones para usar el sendero peatonal se definió el no portar armas de fuego, ni blancas, no consumir bebidas alcohólicas ni sustancias alucinógenas, no hacer fogatas ni quemas, no recolectar muestras de flora y fauna, no subir o bajar por el sendero si no se encuentra en buenas condiciones de salud, no arrojar basuras.

Se sugiere llevar hidratación, hacer calentamiento previo, usar ropa cómoda, llevar calzado adecuado, consumir alimentos livianos antes de iniciar el recorrido, usar protección solar y transitar siempre por la derecha.

Durante el recorrido, el IDRD a través de guías y orientadores sugieren a los visitantes no detenerse en el recorrido, sobre todo en el túnel falso ni en el sector denominado caracoles, utilizar sólo el camino autorizado (no transitar por vías alternas so pena de extraviarse o ser víctima de la delincuencia) y verificar con anterioridad los horarios de uso.

Durante las mencionadas jornadas, el acceso al público se cumplirá en horario de 4 a.m. a 1 p.m. y los martes de Semana Santa y posterior, como es usual, el camino no estará habilitado para su mantenimiento, informó el IDRD, administrador del sendero.

Así mismo, se realizarán controles de aforo y en caso dado, se restringirá el ingreso entre 5 y 15 minutos si existe gran la cantidad de usuarios en la vía, con el fin de que las personas asciendan o desciendan con más tranquilidad y eviten congestiones en los puntos menos amplios del camino.

Habrá tres módulos de estabilización y clasificación pre hospitalaria (MEC), 33 auxiliares de enfermería, 3 médicos, 4 brigadas de emergencias, 2 ambulancias – TAM (Transporte Asistencial Medicalizado) con el apoyo de la Secretaria de Salud.

Se contará con 180 operadores logísticos encargados de orientar y ayudar a los caminantes, 12 coordinadores, 12 megáfonos para informar a los usuarios, 4 brigadas contra incendios y 120 vallas de cerramiento para organizar el inicio de la subida y otros puntos de gran afluencia.
 

Temas relacionados