Se iniciarían trabajos en Engativá y Suba
contenido-exclusivo

Revive pulso por obras duras en los humedales de Bogotá

Aunque los proyectos de infraestructura en estos ecosistemas están suspendidos por orden de un juez, activistas advierten que esta semana se habrían reactivado. Aunque el Distrito no lo confirma, citó a una reunión para socializar el inicio de una obra en el humedal Jaboque.

En Bogotá hay 11 humedales que suman un área total de 667,38 hectáreas. / Archivo El Espectador

El grupo con el que más choques ha tenido la administración Peñalosa en estos tres años es, sin duda, el de los ambientalistas. Los planes consignados en el Plan de Desarrollo, que se debería cumplir este año, han tenido una férrea oposición. La intervención en el borde norte; la renovación de parques y espacio público, que incluye tala de árboles; el sendero en los cerros orientales, y los proyectos de infraestructura en los humedales, son algunas de las batallas que han librado las partes.

Como el único programa que está en marcha es el de los nuevos parques, los nueve meses que le restan a esta administración apuntan a convertirse en una intensa puja por quién tiene la razón en el tema ambiental. El más reciente capítulo de esta diferencia lo protagonizan los planes del Distrito para los humedales.

Los ambientalistas creían haber ganado esa disputa cuando, en diciembre del año pasado, un juez ordenó la suspensión de todo tipo de obras en estas zonas de protección de la ciudad, especialmente senderos, trazados de ciclorrutas y otras obras propuestas incluidas en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT). No obstante, gran sorpresa se llevaron los vecinos de los humedales Jaboque y Juan Amarillo cuando, a inicios de esta semana, evidenciaron excavaciones y tala de árboles en dichos ecosistemas.

La Fundación Humedales Bogotá, que lleva cerca de 10 años vigilando los 11 ecosistemas que existen en la ciudad, denuncia que en sectores de los humedales han visto grandes huecos, producto de las excavaciones que les advirtieron los residentes de las localidades de Suba y Engativá.

“En Juan Amarillo, hace una semana talaron varios árboles porque planean hacer una ciclorruta por el costado norte del humedal. La piensan conectar con la que ya existe en el lado sur, que se construyó en la primera administración de Peñalosa. Y en Jaboque planean construir un puente peatonal gigante para bicicletas y peatones, que conecte las localidades de Suba y Engativá. Todo esto nace cuando derogaron el concepto de recreación pasiva”, afirma Daniel Bernal, uno de los fundadores de la organización.

Bernal hace referencia a la decisión de la Secretaría de Ambiente de modificar la Política de Humedales a finales de 2017, para así tener vía libre y desarrollar infraestructura dura en los humedales, como ciclorrutas, senderos, alamedas, plazoletas, luminarias y adoquinados, entre otras.

Además de la intervención, los activistas aseguran que con esta administración ha sido imposible sentarse a discutir sobre proyectos ambientales. “Esas obras tienen medidas cautelares, pero ahí siguen. Como siempre, todo ha sido muy tapado, nunca explicaron, ni a nosotros ni a la comunidad, de qué se trata”, agrega Bernal. En esto coincide Jorge Escobar, director de la fundación, quien dice que les genera mucha desconfianza que los planes para unos ecosistemas tan importantes se desarrollen sin participación. Incluso, dice que esto da pie a que se generen rumores sobre qué se va a hacer en los humedales.

“Hay nula participación de una comunidad organizada y un movimiento ambiental que trabaja hace muchos años por humedales. Deberían socializar más y hacernos partícipes, pero lastimosamente con esta administración no nos hemos podido sentar. Todo se ha especulado y la información es de personas que trabajan en la obra y les preguntamos”.

Desde el Acueducto dicen que hay una confusión y que no se trata de una obra, sino de trabajos de extracción y manejo de lodos en el Jaboque. La Secretaría de Ambiente, por su parte, evitó referirse al tema. Sin embargo, según la información que recibieron los ambientalistas por parte de los contratistas de la obra, las excavaciones hacen parte de la construcción de un corredor ambiental. Este proyecto, que se anunció en octubre de 2018, busca construir senderos, recuperar las aguas de los humedales Tunjuelo, Jaboque y Juan Amarillo y generar procesos de educación ambiental entre los capitalinos.

Y es que cuando se ordenó la suspensión de todo tipo de obra en los humedales, la administración distrital argumentó que la decisión era provisional y no afectaba la ejecución de los proyectos ya adelantados en los distintos humedales de la ciudad.

Para la concejal María Fernanda Rojas (Alianza Verde), quien interpuso la demanda de nulidad que concedió las medidas cautelares a las obras, carece de lógica que el Distrito haga tal afirmación. “Todos los proyectos siguen como si nada y aunque el Distrito diga que eso no tiene efectos jurídicos, vamos a hacer seguimiento para que se cumplan las medidas y vamos a entregar más argumentos de por qué hay que preservar los humedales”.

Por ahora, la única pista oficial es una carta que está llegando a las viviendas aledañas al Jaboque, en la que se invita a una reunión que se llevará a cabo mañana en el barrio Unir II. En la introducción de la carta se anuncia “el inicio de la obra cuyo objeto es la construcción del corredor ambiental del humedal Jaboque”, confirmando lo dicho por los activistas.

De esta forma se reactiva el pulso por las obras en los humedales, que se suma a los otros que sostienen el Distrito y un sector de los ambientalistas, quienes consideran que esta situación solo cambiará con la llegada de una nueva administración.

848718

2019-04-05T09:30:12-05:00

article

2019-04-09T10:24:33-05:00

[email protected]

none

Felipe García Altamar / [email protected]

Bogotá

Revive pulso por obras duras en los humedales de Bogotá

56

5532

5588

1