Revocatoria de Peñalosa: listas las firmas, falta la contabilidad

La Registraduría avaló 458.935 firmas, de las 706.708 presentadas, y ahora será tarea del Consejo Nacional Electoral validar la contabilidad de los comités.

Referencia.Archivo El Espectador.

La Registraduría Nacional desempantanó el proceso que busca revocar el mandato del alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, y dio un importante paso en el trámite con el aval de las firmas necesarias para que continúe. No obstante, este paso no es el último antes de convocar a las urnas: ahora la pelota está en el campo del Consejo Nacional Electoral (CNE), encargado de revisar la contabilidad del comité promotor del proceso. (LEA: Revocatoria de Peñalosa, a punto de hundirse en el CNE)

El organismo electoral validó 458.935 firmas de las 706.708 presentadas por los comités, un 168 % más de las requeridas para habilitar el mecanismo. El informe técnico de la Registraduría, en el que se avalan las rúbricas, fue hecho tras un análisis a cada una de las objeciones efectuadas por la defensa de Peñalosa. Una de esas contradicciones, y la que más demoró el proceso, fue la verificación de documentos y revisión grafológica de las firmas presentadas. El documento fue presentado el miércoles, día en que vencía el término para que el organismo lo entregara.

El trámite en la Registraduría no fue ligero. Inició el 2 de mayo, cuando recibió los formularios con las firmas entregadas por el comité promotor de la revocatoria. El 20 de junio, el organismo publicó el primer informe técnico en el que avaló por primera vez los apoyos, pero ocho días después el apoderado del alcalde Peñalosa refutó el documento y solicitó las pruebas de verificación.

El 25 de julio el organismo inició el trámite de verificación solicitado por el alcalde y, transcurridos los términos, la defensa de Peñalosa volvió a presentar una objeción al informe preliminar de firmas expedido por la Registraduría. En su reparo, el apoderado de Peñalosa impugnó 251.140 firmas que tuvieron que ser analizadas minuciosamente de nuevo por el organismo.

Los primeros en reaccionar fueron los grupos que han manifestado abiertamente su apoyo a la revocatoria del mandato de Peñalosa. El representante a la Cámara por Bogotá, Inti Asprilla (Alianza Verde), aseguró que la revocatoria ha sido una causa de mil batallas. “La batalla definitiva ahora es contra el Consejo Nacional Electoral, un organismo altamente politizado, que ha pretendido con argucias trabar un proceso que cuenta con toda la justificación legal, constitucional, política y corresponde a un sentimiento popular”, manifestó Asprilla.

A su turno, el concejal Hollman Morris (Partido Progresistas), y uno de los más activos en el proceso, celebró la noticia y e instó al Consejo Nacional Electoral a acelerar el proceso para llamar a las urnas. “El Consejo Nacional Electoral no puede dilatar más la expedición de un certificado de las cuentas del comité Unidos revocamos a Peñalosa. La presión para que no se dilate más se tiene que dirigir hacia el CNE para que el instrumento de la revocatoria no nos sea arrebatado. Si seguimos el orden democrático y se cumple la ley, el CNE tiene que expedirlo en las próximas semanas”, expresó el concejal.

¿Y en qué va el proceso en el CNE? Según este ente, la contabilidad de los comités no cuadra. Un informe del Fondo Nacional de Financiación Política (FNFP) asegura que hay irregularidades en las cuentas de los promotores de la revocatoria, como una posible violación de topes de financiación, firmas que no coinciden, facturas a nombre de empresas inactivas, transacciones no registradas en los libros contables o registradas a destiempo, y cheques registrados como donaciones, pero que iban para otras organizaciones. El Distrito manifestó que, por ahora, no se pronunciará respecto al aval de la Registraduría.

 

últimas noticias