Rinden homenaje a los 585 muertos de siniestros viales en Bogotá

Con un flashmob y una marcha, quieren expresarles a los ciudadanos que ninguna muerte en la vía es tolerable.

585 funcionarios protagonizaron la actividad y llamaron la atención de la ciudad sobre la tragedia que representan las muertes en la vía. Distrito

Con un flashmob y una marcha hasta el Parque Nacional, la Secretaría de Movilidad les rindió este lunes un homenaje a las 585 víctimas fatales de siniestros viales ocurridos durante 2016 en Bogotá. Para eso, 585 funcionarios del Distrito llamaron la atención de la ciudad sobre la tragedia que representan las muertes en las vías. (Lea: La seguridad vial, un asunto que también se piensa desde la academia)

La intención de este ejercicio es que los ciudadanos reflexionen sobre las justificaciones de sus malos comportamientos en el tránsito, que podrían acabar con la vida de otros. La iniciativa hace parte del enfoque de Visión Cero, que adoptó la administración Enrique Peñalosa y cuya premisa es: “Ninguna muerte en el tránsito es aceptable, todas son evitables”.

Para el Distrito, reconocer que las muertes en la movilidad no están predestinadas en tanto todas pueden prevenirse, significa un cambio de paradigma, que involucra un compromiso mayor de las autoridades con políticas de prevención, que entienden que los seres humanos pueden equivocarse y que, en este sentido, la infraestructura y la pedagogía están llamadas a proteger a las personas. (Lea: Ir más despacio en Bogotá: un plan para salvar vidas)

Juan Pablo Bocarejo, secretario de Movilidad, resaltó que la prioridad de la alcaldía es la seguridad vial: “Y eso no solo es solo diseñar las vías y hacer mejoras a la infraestructura, también tiene que ver con los comportamientos de cada persona. La actitud de los bogotanos cuando se mueven es muy agresiva así que necesitamos repensar nuestros comportamientos, cómo asumimos nuestros roles y cuál es nuestra actitud en la movilidad”.

En Bogotá fallecieron 585 personas víctimas de siniestros viales en 2016: 282 peatones, 175 motociclistas, 71 ciclistas, 51 pasajeros y 6 conductores. Para que esa cifra disminuya, el Distrito demarcó 945 kilómetros/carril de vía en el último año, lo que equivale, aproximadamente, a recorrer la distancia entre Bogotá y Cartagena. Además, delimitó 7.263 zonas estratégicas con dispositivos de control de velocidad y 1.388 zonas escolares.

Según Bocarejo, entre enero y julio de 2017 se efectuaron 487 puestos de control de embriaguez y se examinaron 12.254 conductores, de los cuales fueron sancionados 1.148 por incumplir las normas. Y en cuanto al exceso de velocidad, se instalaron 295 puestos de control y se impusieron 3.539 comparendos.

Gracias a estos controles, según la Cuarta Encuesta Observacional de Factores de Riesgo que se realiza semestralmente en Bogotá, en el marco de las acciones de la Iniciativa Bloomberg para la Seguridad Vial Global en alianza con la administración distrital, el número de conductores que exceden la velocidad bajó de 39 % en el segundo semestre de 2015, a 24 % en el primer semestre de 2017. Asimismo, se redujo el número de conductores que maneja en estado de embriaguez de 0,9 % entre marzo y mayo de 2015 a 0,4 % en el mismo período de 2017. (Lea: Disminuye el exceso de velocidad en Bogotá)