Robot de Mosquera a EE.UU

Un profesor y cinco alumnos de un colegio Mayor de Mosquera competirán con otros 500 equipos de 25 países.

La función del robot es acomodar objetos en el menor tiempo posible. /Laura Dulce Romero

Shark es un robot que no tiene más de 50 centímetros de altura cuando está en reposo, aunque tiene la capacidad de estirarse hasta dos metros con un solo botón. Tiene cuatro llantas y una pinza que lo agarra todo y que acomoda los objetos de acuerdo con lo que su driver (conductor) le indique. A pesar de tener menos de un año, Shark, que traduce ‘tiburón’ en inglés, ya está preparado para participar en un campeonato mundial de robótica en Kentucky, Estados Unidos, que se realizará desde el 15 hasta el 19 de abril próximo.

Este robot nace en medio de unas condiciones muy particulares: un colegio público en unos de los lugares más vulnerables del municipio de Mosquera. Para llegar allí hay que desviarse de la carretera principal que conduce hacia Bogotá y meterse a una calle destapada. El panorama no es el mejor: talleres abandonados, casas muy humildes y polvo es lo único que se encuentra hasta llegar al portón rojo de la Institución Educativa Mayor de Mosquera.

Allí, cinco jóvenes y un profesor decidieron trabajaren un área de la tecnología en la que Colombia no es pionera: la robótica. Esta rama se encarga del diseño, la construcción y la operación de artefactos que reemplazan labores humanas. Algunos son utilizados en procedimientos de cirugía invasiva mínima, para el espionaje militar o, incluso, para trabajos más sencillos, como el entretenimiento o el apoyo en laboratorios científicos.

El caso de Shark es particular, porque fue creado para que los estudiantes desarrollaran su creatividad y luego se perfeccionó para competir en campeonatos estudiantiles. “Nosotros empezamos a cacharrearle a este tema hace tres años. Han pasado varios estudiantes y con el primer grupo concursamos en el campeonato nacional de 2013, en Bogotá, donde ganamos como mejores novatos. Luego en 2014 volvimos a participar con mucha más experiencia en Girardota, Antioquia, y les ganamos a 19 equipos de todo el país”, cuenta Joselín Pérez, el profesor de tecnología.

Desde ese momento se posicionaron como el mejor equipo de robótica de colegios de Colombia y ganaron el tiquete para representar al país en Estados Unidos, en una competencia mundial llamada 2015 VEX Robotics World Championship High School Division. Habrá 500 equipos de 25 países. Será un gran reto, pero Leidy Campos, Brian Aldana, Diego Torres, Jefferson Ángel y Óscar Manrique, quienes integran el grupo, manejan muy bien la programación, la mecánica y la conducción de Shark, así que están seguros de lo que han aprendido.

El juego no es nada sencillo, aunque parezca. “Cuatro robots entran a una pista, en donde cada uno tienen que acomodar tubos y figuras cuadradas en unos puntos que están por todo el espacio, en el menor tiempo posible. Allí no solo cuenta que el robot sea el más rápido, sino el trabajo en equipo”, dice Lady, una de las integrantes. Ya tienen las funciones divididas: uno se encargará de conducir con el control, otro de estar pendiente de las reparaciones por si se presentan problemas en la competencia, otros de programar al aparato desde el computador para que se mueva solo por 15 segundos, como lo exige la competencia.

Para la rectora del colegio, Beatriz Rodríguez, todas estas iniciativas valen la pena apoyarlas, si con ellas los estudiantes ven una proyección de vida, que les permita estudiar y formarse como profesionales. Para Rodríguez, si bien la pobreza es una condición que les tocó por accidente, aprovechar las oportunidades son decisiones propias que siempre traen los mejores resultados.

Este proyecto de la Institución Educativa Mayor de Mosquera hace parte de una estrategia de la administración municipal, que ha invertido $2.400 millones para que en las instituciones educativas del municipio tengan los mejores equipos de robótica. Dentro de ese presupuesto está la compra de los kits, la formación de los docentes y alumnos, además del apoyo a este viaje, que empezará el próximo lunes. De acuerdo con el Ministerio de Educación, Mosquera es el tercer municipio del país en calidad educativa por este tipo de programas.

Ahora el nuevo reto, según Brian, otros de los estudiantes que participarán en la competencia, es terminar su proyecto de automatización del colegio, una iniciativa que, como Shark, surgió en el aula de clases. Como líderes en robótica, quieren que las instalaciones sean amigables con el medio ambiente, a través de la tecnología. La idea es ponerles sensores a los baños para que no se gaste más agua. Y aunque para muchos este asunto se resolvería en segundos con una empresa especializada, ellos quieren hacerlo por su cuenta, pues si algo han aprendido, es que las cosas se valoran y se cuidan más cuando se hace con las propias manos.

 

lauradulce2@hotmail.com

Temas relacionados