Sacar el arte del relleno

El premio Compartir al Maestro la declaró la mejor profesora del departamento y ahora concursa para ser la mejor del país.

Sonia González, profesora de arte del colegio Mayor de los Andes, en Cajicá. /Archivo personal

Hace nueve años Ken Robinson, un profesor inglés experto en creatividad, dio una charla en TED Talks, uno de los escenarios más escuchados en el mundo. En ese momento aseguró que uno de los graves problemas de la educación actual es que en los colegios se mata, literalmente, la creatividad de los niños y se tiende a limitar el conocimiento a materias como el español, las matemáticas o las ciencias sociales. Un grave error, manifestó Robinson, porque son materias como el arte o la danza las que explotan la creatividad de los menores, y sugirió a los demás maestros empezar a explorar nuevas alternativas. La conferencia de entonces tiene hoy 32’663.996 visitas y ha sido una de las más exitosas de la plataforma de TED.

Vale la pena contar esto porque lejos, muy lejos de donde se encuentra Robinson, hay una profesora en el municipio de Cajicá que opina exactamente lo mismo y que para ir más allá de las palabras decidió crear un programa escolar en el que los niños son los protagonistas del arte, una materia que pocos aprecian pero que para ella es trasversal a las demás áreas del conocimiento. Se trata de Sonia González, una mujer de 38 años que hoy está clasificada por el premio Compartir al Maestro como una de las diez mejores profesoras del país y la mejor de Cundinamarca.

Este galardón lo obtuvo gracias a su innovadora manera de enseñar. Es docente desde hace 15 años, pero hace seis entró al colegio Mayor de los Andes, en Cajicá. Aunque siempre ha sabido que los demás ven su materia como “un relleno”, como lo dijo Robinson, ha intentado volverla protagonista.

No importa si sus niños tienen las habilidades de un gran artista. González sólo busca que se apropien del conocimiento y lo entiendan a partir de experiencias propias. “Si vamos a hablar de una corriente del arte, no les voy a dar una charla eterna. Prefiero que ellos vivan como lo hicieron los artistas en su momento. Por ejemplo, si hablamos de expresionismo les enseño a partir de pinturas con el cuerpo, entonces les limito las manos. Es impresionante cómo empiezan a sensibilizarse y adquirir mayor conciencia de sus otras partes del cuerpo”, explica la maestra.

Pero no es lo único innovador en González. Ella trata de hacer que lo visto en su clase tenga relación con otras materias. Por eso invita a los profesores de literatura, matemáticas, música y hasta ciencias sociales para que expliquen la importancia del arte en estas áreas. Todos en el colegio hablan de esta materia, pues los jóvenes (González se encarga de grado sexto a once) entienden ahora las corrientes, los artistas y sus obras gracias al acercamiento peculiar que tuvieron con ellos. De alguna manera, podría decirse, intentaron ponerse en sus zapatos.

En vista de que esta materia tuvo tanto éxito en el colegio, otros docentes le aconsejaron que se postulara para el premio Compartir al Maestro. Entre 1.152 propuestas enviadas quedó clasificada como una de las mejores diez y en mayo se disputará el premio nacional, en el que ganaría el reconocimiento como la mejor maestra de Colombia, además de $50 millones y una beca para estudiar en el exterior.

González cree que es hora de cambiar la manera de enseñar. Hay que explorar la creatividad porque de ahí nacen los mejores proyectos de vida. Ella no tiene conferencias con millones de visitas y no tiene un medio de difusión como Robinson, pero espera que con este concurso pueda extender su metodología a los demás educadores del país, para que entiendan que el arte, la música y la danza son otras opciones de vida, que no se limitan a conceptos sino que desarrollan grandes pasiones.

Temas relacionados