Salvan vida de hombre con herida en vena yugular

Al joven, que presentó una lesión de diez centímetros en el cuello, se le realizó un injerto para evitar daños cerebrales. El paciente despertó sin complicaciones.

Archivo

La vena yugular es una de las más importantes del cuerpo. Se encarga de drenar la sangre que llega al exterior del cráneo y a la cara por lo que cualquier lesión puede provocar graves afectaciones, es por esto que el caso de Wilmer Toro Salas, un paciente que ingresó a urgencias en el Hospital de La Victoria, se puede considerar un éxito médico.

El hombre ingresó de urgencias con una herida de diez centímetros en su cuello, que le comprometía los vasos del lado derecho. Debido a que comprometía la vena yugular los especialistas del hospital procedieron a repararla e implantar un injerto para evitar mayor daño.

De acuerdo con Hernán Delgadillo, médico anestesiólogo de la unidad, este tipo de lesiones puede ocasionar graves daños  cerebrales por la interrupción de sangre a la cabeza, “pero en este caso, gracias a que el paciente hizo circulación colateral y la rápida reparación de la carótida, no hubo daño neurológico; la recuperación es absolutamente satisfactoria tanto desde la parte motora como la cognitiva”.

Luego de la intervención, Toro Salas ingresó a la Unidad de Cuidados Intensivos con ventilación mecánica, pero comenzó a presentar evolución en menos de 12 horas, a tal punto que al despertar pudo mover sus brazos y piernas y pudo hablar sin complicaciones.

No es el único procedimiento de este tipo que se registra en la ciudad. En julio pasado un equipo de la Clínica del Occidente logró recuperar la mano izquierda de un hombre al que un vecino lo atacó con un machete. Aunque nunca se logra una recuperación del 100 % de la movilidad, los médicos que realizaron la intervención creen que pueda recuperar entre el 60 % y 80 % de funcionalidad de su extremidad.