Sanguino renuncia al Concejo de Bogotá para aspirar al Senado

Para dar el salto al Congreso, el cabildante de la Alianza Verde tendrá que doblar su caudal electoral y ampliar su capital político más allá de Bogotá. Su curul será ocupada por la exdirectora del IDU María Fernanda Rojas.

Antonio Sanguino.Archivo El Espectador

Comenzaron en el Concejo de Bogotá los movimientos electorales de cara a los comicios de 2018, cuando el país no solo cambia de presidente, sino que estrena congresistas. A cuatro meses de las legislativas el primero en lanzarse al agua es el concejal Antonio Sanguino (Alianza Verde), quien anunció que renunciará a la corporación para lanzarse al Senado.

A través de una carta fechada este martes 21 de noviembre y dirigida a la mesa directiva del Cabildo Distrital, Sanguino –quien sumaba tres períodos en la corporación– solicita sea aceptada su dimisión y formaliza su intención de aspirar a un escaño en el Congreso, también bajo el auspicio de la Alianza Verde, colectividad de la que ya fue presidente.

Sin embargo, no la tendrá fácil. Para las elecciones de Concejo en 2015 Antonio Sanguino obtuvo 12.080 votos, 3.300 menos que el concejal más votado de la Alianza Verde: Jorge Torres, con 15.318. A eso se suma que si quiere lograr una curul en el Senado tendría que obtener una cantidad superior de votos a la que logró el congresista Jorge Prieto Riveros, que en las elecciones legislativas de 2014 pasó raspando en la lista de los verdes con 24.389 votos. Es decir, el saliente concejal tendría que doblar su caudal electoral para lograr ser senador.

Sanguino se muestra convencido de lograrlo y para ello, se respalda en los temas bandera que defendió en el Concejo y que ahora espera consolidar desde el Congreso: los relacionados con Bogotá, la implementación de los Acuerdos de Paz, la lucha contra la corrupción y la defensa del medio ambiente. “Con mi familia y con el grupo de personas con las que he hecho política desde hace 10 años llegamos a la conclusión de que mi ciclo en el Concejo estaba cerrándose. Creemos que Bogotá necesita voces más potentes en el Congreso para los temas bisagra que la conectan con la Nación. Es una reafirmación de mi compromiso con los bogotanos, solo que lo haré en otro escenario”, aseguró.

El cabildante detalló que aspira a formar un bloque parlamentario capaz de enfrentar no solo los temas de la capital, sino aquellos que hacen parte de la agenda del país. Reveló además que la fórmula con la que hará llave en la Cámara de Representantes será Javier Suárez, exdirector del Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD) durante la Alcaldía de Gustavo Petro.

“Es un líder ambiental, conectado con los temas de los biciusuarios y la defensa de la reserva forestal Thomas Van der Hammen. Se ha movido también en el mundo del deporte y la recreación y el deporte. Estamos construyendo no solo esta propuesta electoral, sino una corriente política en la Alianza Verde”, agregó el concejal.

Interrogado sobre su preparación de cara al Senado y de lo que implica el salto de un escenario de política local a uno nacional, Sanguino respondió: “Haber ejercido la presidencia y la vocería nacional del partido, así como representar procesos de liderazgo colectivo en otras regiones del país, me permitió fortalecer mis lazos con otros sectores políticos, sociales y ciudadanos en diversos escenarios de Colombia, en particular en la Costa Caribe y en los santanderes”.

La curul que deja el cabildante será ocupada por María Fernanda Rojas, quien se desempeñó como directora del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) durante la administración del exalcalde Gustavo Petro. Rojas ya había sido concejal y aspiraba a repetir en 2015; sin embargo, se quemó en las elecciones y ocupó el séptimo lugar en la lista de candidatos por la Alianza Verde. Actualmente, esa colectividad cuenta con seis escaños en el Cabildo Distrital.

María Fernanda Rojas. /Archivo El Espectador

“Estoy feliz de que esa curul la ocupe María Fernanda Rojas. Ella ya fue concejal; tiene trayectoria política en la ciudad; es una persona muy seria y es una mujer decente, como las que necesita la política de Bogotá. Estoy seguro que va a emprender un ejercicio muy serio y riguroso, pero sobre todo independiente”, indicó Sanguino, quien manifestó que espera hacer una suerte de empalme con Rojas, buscando que le haga seguimiento a los proyectos y acuerdos que dejó radicados en la Corporación, así como a los debates de control político que tenía preparados.  

La solicitud de retiro del concejal deberá ser sometida a votación por la plenaria del Concejo, en una decisión que podría ser adoptada antes de finalizar la semana. “No creo que haya obstrucción a esa determinación, entre otras cosas, porque la mayoría del Concejo no es que simpatice mucho con mis opiniones sobre los temas de Bogotá y sobre las decisiones de la administración”, manifestó Sanguino, que espera comenzar campaña en firme a partir del próximo 1 de diciembre.

 

últimas noticias