Se acabó la hora zanahoria

Inicialmente se extiende el horario en seis zonas de cuatro localidades, como Chapinero, Suba y Kennedy. Al menos 500 establecimientos contarán con el permiso de la Secretaría de Gobierno.

Extremar las medidas de seguridad y la promoción del consumo responsable de licor serán algunas exigencias para las discotecas con rumba ampliada. /Archivo

El Distrito quedó convencido de que extender la rumba en algunas zonas de Bogotá es una buena medida. Por eso, luego de tres viernes de ensayos o “planes piloto”, finalmente ayer expidió el decreto con el que resucita la rumba hasta el amanecer en la capital y pone fin a la “hora zanahoria”. Sin embargo, vale aclarar, no será en toda la ciudad. A pesar de que los ensayos fueron en bares y discotecas de 11 localidades, la medida solo regirá en seis zonas de localidades como Chapinero, Kennedy y Suba.

Adicionalmente al decreto, la Secretaría de Gobierno expedirá resoluciones en las que se definirán los establecimientos autorizados. Desde la tarde de ayer se pega un distintivo en al menos 500 bares y discotecas que tendrán aval para rumba extendida. La novedad en la medida es que no será solo los viernes: también será los sábados. Sin embargo, el horario ampliado de los sábados empezará a regir la próxima semana, atendiendo una solicitud de la Policía Metropolitana, que indicó que por la celebración del 20 de julio, su capacidad operativa está concentrada en este evento.

“Los resultados han sido muy positivos. Desde hace dos años venimos haciendo un monitoreo permanente en las zonas de rumba. Encontramos que la conflictividad en algunos de estos sectores no genera realmente un impacto en la seguridad de la ciudad. Por eso, basados en esta investigación, se presentó la propuesta al comité de seguridad y se tomó la decisión de volverla permanente”, dijo Jhonnatan Nieto, subsecretario de Seguridad y Convivencia.

De acuerdo con el estudio del Centro de Estudio y Análisis en Convivencia y Seguridad Ciudadana (Ceacsc) en los principales sitios de rumba de la ciudad, se encontró que en zonas como Galerías, el Restrepo, Zona Rosa y el Parque de la 93 no se presentaron homicidios en el primer cuatrimestre de 2014. Basados en este indicador, el Centro concluye que Bogotá está en la capacidad para replicar los modelos de otras ciudades en el mundo que implementaron un horario de 24 horas para el expendio y consumo de bebidas alcohólicas.

Una de las grandes preocupaciones que ha expresado un sector de la ciudadanía es si Bogotá está preparada para asumir la fiesta sin violencia. Uno de los críticos fue el concejal Juan Carlos Flórez, quien dijo que los días del Mundial demostraron que no hay cultura de civismo. “Aumentar el horario sin contar con un programa de cultura ciudadana es riesgoso”, sostuvo. A pesar de esto, el Distrito ha defendido la decisión con las estadísticas de las últimas semanas y con el compromiso de la Policía, que ha dicho que está preparada para garantizar la seguridad.

Antes de la medida, según los cálculos del Observatorio de la Secretaría Distrital de Desarrollo Económico (ODE), este es un negocio que en Bogotá generaba 30.753 empleos y ventas anuales por el orden del medio billón de pesos. Con la nueva extensión de horario se generarán ingresos adicionales cercanos a los $100.000 millones. Como medida complementaria, Asobares hizo seis capacitaciones en cuatro puntos de Bogotá, a las que asistieron 600 representantes de 400 establecimientos.

 Uso discrecional

 El Distrito aclaró que este decreto será flexible, en la medida en que las autoridades tendrán la discrecionalidad para otorgar o quitar el permiso a los establecimientos que incumplan las exigencias para poder operar hasta la madrugada. Entre los requisitos básicos para poder obtener la autorización están el respetar los niveles de ruido, no vender licor adulterado e impedir el ingreso de menores de edad.

Además, la promoción de la convivencia en los establecimientos, garantizar la seguridad y la logística en los locales, garantizar taxis seguros para los clientes, establecer capacitaciones permanentes para los funcionarios en materia de prevención y atención de emergencias, promover el consumo responsable de licor y mantener contacto permanente con la policía del sector. En días pasados, el alcalde Gustavo Petro dijo: “Si los empresarios o las zonas cumplen con los compromisos, tendrán el beneficio de manera permanente".

Y agregó: “El plan Bogotá 24 Horas es un programa que supone, lucha y trabaja porque la ciudad no se apague, para que la ciudad pueda tener actividades productivas, de movilidad, de distracción, las 24 horas del día como cualquier ciudad moderna. No se puede improvisar lo que está en el programa de Gobierno y en el Plan de Desarrollo”.

  Cronología

1995 - Diciembre
El alcalde Antanas Mockus creó la “hora zanahoria”, que prohibió la venta de licor de 1:00 a.m a 6:00 a.m. Con la medida, los accidentes de tránsito bajaron de 1.387 a 1.301 entre 1995 y 1996.

2002 - Agosto
En su segunda administración, Mockus amplió el horario de rumba hasta las 3:00 a.m. La medida se conoció como la “hora optimista” y se complementó con retenes móviles de la Policía.

2013 - Septiembre
El Distrito dijo que analizaba la idea de ampliar el horario de rumba hasta las 6:00 a.m. Esto, tras la muerte de seis personas en un “amanecedero” de la avenida Primero de Mayo con Caracas.

2014 - Junio
La Alcaldía decretó ley seca durante los partidos de la selección de Colombia en el Mundial, por las nueve muertes y 3.500 riñas que se registraron tras el primer triunfo.

2014 - Julio
La Alcaldía ensayó por tres viernes la medida de rumba hasta las 6:00 a.m. Como los resultados fueron positivos, ayer se elaboró el decreto que hace de ella una medida permanente en Bogotá.

[email protected]

 

Temas relacionados