Se enreda el futuro del SITP

Un nuevo tropiezo tendrá que afrontar el Sistema de Recaudo y Control de Información (Sirci), considerado como el cerebro del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP).

Se trata de la decisión de un juez de la República, quien revocó el proceso licitatorio para la adjudicación de su operación. Transmilenio S.A. tenía programada la selección del oferente y firma del contrato para el próximo 2 de mayo.


Esta no es la primera vez que el Sirci sufre un retraso. De hecho, el proceso ya había sido revocado en noviembre de 2010, cuando la Procuraduría recomendó a Transmilenio evaluar la licitación “con el propósito de salvaguardar el interés público y proteger los recursos del Estado”.


En ese momento el alcalde Samuel Moreno presupuestaba una puesta en marcha gradual del Sirci. Según el mandatario, empezaría en junio y en diciembre próximo estaría implementado en su totalidad. La decisión del juez, que se hizo pública el pasado lunes, significa que ahora será mucho más lejano el cumplimiento de su promesa.


El concejal Carlos Vicente de Roux está de acuerdo con la nueva revocatoria. Insiste en que se trata de una licitación muy importante que no ha tenido la suficiente atención por parte de los órganos de control. Una de sus mayores preocupaciones es que en la licitación no esté incluida la experiencia en servicio al usuario y que la calificación técnica dependa del número de puestos de ventas de tarjetas necesarias para que los usuarios accedan al servicio de transporte.


Su inquietud no es en vano. En la licitación, que representa 16 años de concesión, están en juego cerca de $200 mil millones anuales que serán administrados por la empresa elegida para el recaudo.


Aunque ya fueron adjudicadas las 13 zonas de operación del SITP, los efectos prácticos de la decisión son que una vez más se aplazará el inicio del Sistema Integrado de Transporte, que promete ser una solución efectiva para la crisis de movilidad que afronta la ciudad.


 

Temas relacionados