Se redujo emisión de monóxido en un 60%

Entre los logros están la reducción del material particulado y el aumento de pasajeros en el SITP. Aunque se esperaba que con la salida de las motos disminuyera más el monóxido de carbono.

Según el Distrito, durante el Día sin Carro, 1'400.000 personas utilizaron la bicicleta. / Gustavo Torrijos

En su decimoquinta edición, el Día sin Carro trajo consigo muchos anuncios, novedades y curiosidades. La disminución de material particulado en el aire y la propuesta de realizarlo por lo menos una vez al mes, anunciada por el alcalde Gustavo Petro, son sólo algunas de ellas.

Aunque el mandatario reconoció que aumentar el número de días sin carro se trata de una iniciativa atrevida, dijo que valía la pena si se tiene en cuenta que la contaminación del aire tuvo una reducción de un 48% y las emisiones de monóxido de carbono bajaron, en comparación con el Día sin Carro del año anterior, en un 60%. Eso sin contar el incremento en la afluencia de pasajeros en el sistema de transporte masivo. Petro expresó que el día fue exitoso, pues ayer se realizaron al menos 1’300.000 viajes, mientras en otros días sólo se realizan 780.000.

La secretaria de Ambiente, Susana Muhamad, dio un balance positivo: “Por primera vez en 15 años se reduce el material particulado en la ciudad, comparado con el Día sin Carro del año pasado, en un 45%. Esto es muy importante, porque el material particulado tiene afectaciones directas en enfermedades respiratorias”. Según Muhamad, esta disminución se debió al impacto de la implementación del SITP y la chatarrización de los buses tradicionales. Además, agregó, “que ha sido uno de los mejores balances desde que se estableció la medida, pues siempre bajaba el monóxido, pero no el material particulado, uno de los mayores contaminantes”. No obstante, no todas fueron buenas noticias en materia ambiental. Al incluir en la medida las motos, la administración esperaba una reducción considerable en la emisión de monóxido de carbono, pero esto no ocurrió.

En el caso de los niveles de ruido, se registraron disminuciones en importantes corredores viales. “Avenidas bastante frecuentadas por vehículos particulares, como la Circunvalar y la 153, redujeron su nivel de ruido en 5 decibeles, que equivale casi a que fueran peatonales”, precisó Muhamad.

Al poco tiempo, la Secretaría de Movilidad informó que aumentaron los índices de afluencia de usuarios del sistema de transporte de la capital. Por un lado, en Transmilenio se movilizaron 1’970.536 usuarios, cuando en un día típico viajan 1’890.121, lo que representó un incremento del 4% para esta jornada. En el caso del SITP, se estima que fue utilizado por 1’264.988 pasajeros. En un día normal se transportan 1’025.163 usuarios, es decir, que hubo un incremento de 23,4%. Pero la cifra que más llamó la atención del SITP fue que en comparación con 2014, hubo un aumento del 142,8%.

En cuanto a los reportes de sanciones, la Secretaría anunció que durante la jornada se impusieron 367 comparendos: 130 a motos y 66 a automóviles, por no acatar la medida; 68 a taxis y 53 a buses por Pico y Placa, y 50 a vehículos por emisión de gases.

Durante todo el día, ciudadanos reportaron en las redes sociales congestión en algunas estaciones, como Alcalá y Terreros, mientras que otros expresaron su respaldo a la medida montando su bicicleta. Según las cifras del Instituto Distrital de Recreación y Deportes (IDRD), 1’400.000 personas utilizaron este medio de transporte.

En este día, cuya apuesta es por mejorar la calidad del aire de la ciudad, el Distrito entregó una flota de 20 buses híbridos que realizarán las rutas de Ciudad Bolívar y el centro de la ciudad. Según Petro, próximamente se entregará otra de 30 buses.

Otro de los anuncios importantes del día vino del Ministerio de Ambiente. El ministro Gabriel Vallejo notificó la entrada en vigencia de la norma con la que se exige la incorporación de vehículos con motores diésel con estándares de emisión Euro IV o superior. Según la entidad, con esta medida se reducirá en un 80% la emisión de contaminantes.

Este anuncio se hizo en medio de la firma del Acuerdo de Voluntades suscrito por el Ministerio de Ambiente, la Gobernación de Cundinamarca, la Secretaría de Ambiente del Distrito Capital y 13 alcaldes de municipios de la sabana de Bogotá, el cual busca prevenir y controlar la contaminación del aire.
Al finalizar la jornada, Gustavo Petro aseguró que con estas iniciativas se ha invertido la pirámide en visión de desarrollo sostenible: “Ahora está primero el peatón, después la bicicleta y luego el carro”.