Se sigue retrasando el desmonte gradual del SITP Provisional

El Distrito modificó el cronograma para el desmonte de un primer grupo de rutas, mientras se se resuelven recursos de las empresas que operan esas rutas y se concluye la socialización del esquema con el que se prestará el servicio en las zonas intervenidas.

El Distrito fijó dos fases, que se desarrollarán en los próximos tres años, para desmontar 136 rutas de los buses que siguen cobrando en efectivo.Archivo.

Se sigue aplazando el proceso de desmonte gradual de los buses tradicionales, que operan con calcomanías de SITP Provisional y que todavía reciben dinero de los pasajeros. Aunque en octubre de 2017 la Superintendencia de Puertos y Transporte le dio a Transmilenio seis meses para encontrar una fórmula para completar, de una vez por todas, la implementación del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) y por consiguiente acabar con la figura del SITP provisional, el Distrito amplió nuevamente los plazos del proceso. (Lea: La carrera para integrar el SITP)

El plazo que había dado la Supertransporte se cumple este 1° de mayo y, de hecho, ya había un plan de contingencia para desmontar las primeras 136 rutas del servicio provisional, pero la Secretaría de Movilidad y Transmilenio ajustó el cronograma. La razón de esta nueva posposición es que el Distrito debe esperar que se resuelvan los recursos que interpusieron las empresas que operan esas rutas. Además, la estrategia de reemplazo de las rutas eliminadas no está del todo socializada con la comunidad, por lo que también se debe esperar que los usuarios sepan cómo funcionará el transporte público en las zonas intervenidas.

El nuevo cronograma del proceso de desmonte para un primer grupo de cinco rutas irá hasta mediados de septiembre de este año. Esas rutas tendrían que haber salido de circulación este lunes 30 de abril. El desmonte de un segundo grupo de 13 rutas, que debían dejar de operar en septiembre, se extenderá hasta el mes de diciembre.  

(LEA: "No queremos entrar al SITP": dueños de buses provisionales)

“Transmilenio viene trabajando de la mano de los líderes sociales en las zonas donde serán desmontadas las rutas provisionales con el propósito de explicar en detalle la forma cómo será atendida esa demanda de usuarios y escuchando sus inquietudes para evitar traumatismos con los cambios que se efectuarán gradualmente”, aseguró Transmilenio mediante un comunicado, en el que también aseguró que en Fontibón, Suba Centro y Perdomo, zonas en que dejarán de circular los vehículos del SITP Provisional, se mantendrá la cobertura de transporte público.

Casi $900.000 millones invirtió el Distrito en la estrategia con la que prevé sacar de circulación 5.512 buses, que se tendrán que chatarrizar. De ese total, hay 4.716 vehículos que operan como provisionales en 136 rutas, mientras que los otros 796 pertenecen a los operadores Coobús y Egobús, en liquidación desde 2016, por no poder cumplir los contratos de concesión.

(LEA: operadores del SITP, sin crédito)

La urgencia de desmontar la figura del SITP provisional es que, finalmente, el sistema va a empezar a percibir los ingresos que jamás habían entrado debido a que el pago de los provisionales es en efectivo. De cumplirse la estrategia, se podría cerrar el hueco financiero del SITP, que ya supera los $700 mil millones, y los capitalinos verían una sola red de transporte con un único medio de pago.

       *        *        *

Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook: