¿Cómo responder a los retos en materia de medio ambiente y desarrollo sostenible?

hace 1 hora

Secretaría de Ambiente sancionó ladrillera por contaminación

Fueron sellados los cuatro hornos con los que operaba.

Secretaría de Ambiente.

Los hornos de la ladrillera Helios, ubicada en las montañas de la localidad de Usme, no podrán encenderse nuevamente. La Secretaría de Ambiente impuso una medida preventiva de suspensión de actividades a los cuatro hornos marca Hoffman, ya que estaban trabajando sin contar con el respectivo permiso de emisiones atmosféricas.

Debido a que en el momento del operativo los hornos estaban llenos de ladrillos, la Secretaría de Ambiente le dio un mes de plazo improrrogable a la ladrillera para que evacue todo el material que tiene en producción y posteriormente apague los hornos.

Cada uno de los cuatro hornos de Helios supera las 5 toneladas de ladrillo al día, lo cual podría generar un alto impacto ambiental en la zona, principalmente por las emisiones atmosféricas contaminantes.

El historial jurídico de la ladrillera viene desde 2011, cuando la Secretaría de Ambiente le informó que no cumplía con el plan de manejo ambiental, y que no presentó toda la documentación requerida para obtener el permiso de emisiones.

Ese mismo año, Helios le hizo llegar a la Secretaría el estudio de emisiones. Luego de ser evaluado, la entidad concluyó que requería el permiso, y que no cumplía con el parámetro de partículas suspendidas totales.

En mayo de 2013, la Secretaría de Ambiente negó la solicitud de permiso de emisiones para los cuatro hornos. Ante esto, en agosto del mismo año, Helios presentó recurso de reposición, el cual fue negado en diciembre de 2013.

“Los dueños de Helios continuaron encendiendo sus hornos para producir ladrillos a pesar de conocer de ante mano que no contaban con el permiso de emisiones atmosféricas. Los hornos deberán permanecer apagados hasta que Helios no subsane sus problemáticas ambientales y obtengan los respectivos permisos”, apuntó Néstor García, secretario de Ambiente.

Además de la suspensión de actividades, la Secretaría de Ambiente le abrirá a la ladrillera el respectivo proceso sancionatorio, que le podría representar multas diarias de hasta 5 mil salarios mínimos mensuales legales vigentes.