Secretaría de Educación niega avalancha de contratos

Responden a la acusación del concejal Germán García por la firma de más de 2.700 contratos por un monto superior a los $36.000 millones.

La Secretaría de Educación de Bogotá salió a desmentir el desmedido aumento de contratos que fue denunciado por el concejal Germán García. La cartera distrital que encabeza María Victoria Angulo, se defendió de las acusaciones y afirmaron que su administración se basa en el concepto de “eficiencia de gasto” y con este principio se han realizado los más de 2.700 contratos que se han firmado entre enero y julio de este año, por un monto superior a los $36.000 millones. (Lea: La desbordada chequera de la Secretaría de Educación de Bogotá)

Según la Secretaría de Educación (SED), la contratación que se ha dado desde que Enrique Peñalosa inició su periodo en la Alcaldía de Bogotá, tiene una explicación y es una revisión de dichos contratos, hecha con el fin de reducir el número de órdenes de prestación de servicios.

La idea de la cartera distrital es que al 31 de diciembre estas se reduzcan en un 54%, aunque es de resaltar que a marzo dicha disminución está, según cifras de la Secretaría, en un 26%. Pese a que ya van 2.700 contratos y contando, la revisión que asegura estar haciendo la entidad, pretende que en el último día de este año tengan un total de 1.650 contratos de prestación de servicios.

La SED también argumentó que la construcción del Plan de Desarrollo los hizo aumentar las revisiones de los contratos que tienen. Entre el 1 de enero y el 30 de junio de este año, lapso de tiempo en que la administración hizo su plan, aseguran que debieron revisar procesos y procedimientos, cargas de trabajo y objetos contractuales. Además, sostienen que no contaban con sistemas de información adecuados. Por eso, también tuvieron que recurrir a un proceso de méritos y a un convenio con el Ministerio de Educación, para así contratar un estudio de modernización.

Al respecto, la secretaria de Educación, María Victoria Angulo, afirmó que “hemos iniciado procesos de modernización, de revisión de cargas, de ajustes de los mismos objetos del contrato. Trabajamos con nuestros colaboradores de planta. Hicimos el concurso de méritos para la planta temporal y hemos hechos esta revisión que redundará en hacer cada vez más eficiente no solo en estas reducciones sino en la gestión de la secretaría”.

Como ha sido costumbre en estos ocho meses de gestión de Peñalosa, la administración ha comparado sus logros y cifras con las de sus antecesores. Específicamente, con la alcaldía de Gustavo Petro, sobre la cual aseguran que hubo un gasto de $95.700 millones de pesos en contratos a 3.047 personas. Incluso compararon lo que dejó la alcaldía de Petro para educación ($3,2 billones de pesos) con lo que se destinará del presupuesto de esta administración ($15.095 billones de pesos).

Las cifras no cuadran. Mientras el cabildante García segura que se han realizado más de 2.700 contratos por un monto superior a los $36.000 millones, desde la Secretaría afirman que a 17 de agosto, tienen 1.550 contratistas. 292 están ligados a la prestación del servicio educativo, 96 bibliotecólogos, 136 acompañantes del programa ‘Al colegio en bici’ y 60 enfermeras.

Aseguran en un comunicado que “los 1.358 contratos de prestación restantes (para la llegar a la cifra de 1.550) corresponden a apoyo de gestión administrativa”. No obstante, sumando las cifras entregadas por la Secretaría da un total de 1.942. No es claro qué sucede o para qué son asignados los presupuestos de los cerca de 500 que no fueron explicados.  

Estas diferencias tendrán que ser argumentadas en el debate de control político al que será citada la secretaria de Educación, María Victoria Angulo. Por ahora señalan que en total la secretaría cuenta con una planta de 2.472 servidores. A este número se suma la planta temporal. 

 

últimas noticias

¿Qué pasó con el hardcore en Bogotá?

Agilizar la calle 13, problema de peso