Segunda vuelta para elegir alcalde de Bogotá vuelve al Congreso

El proyecto de acto legislativo busca que, en caso de que ningún candidato obtenga la mitad más uno de los votos en primera vuelta, se realice una nueva votación para garantizar mayor legitimidad.

Mauricio Alvarado/El Espectador

Pasados tres días desde que asumió el nuevo Congreso, vuelve a escena una iniciativa que no ha prosperado en el Parlamento, con todo y que le apuesta a mayor legitimidad y mejor gobernabilidad: la consagración de la segunda vuelta para la elección del alcalde mayor de Bogotá.

El proyecto de acto legislativo será presentado por el representante a la Cámara por Bogotá, José Daniel López (Cambio Radical), quien aseguró que se trata de una iniciativa “clave para la estabilidad política de la ciudad”. Según el congresista, el proyecto será radicado este lunes.

(Lea: Los proyectos que ya aterrizaron en el Congreso)

Tal como sucede en las elecciones presidenciales, la iniciativa buscaría que, si ningún candidato obtiene la mitad más uno de los votos en la primera vuelta, se realizaría –entre quienes ocuparon los dos primeros lugares– una nueva votación tres semanas más tarde con el fin de garantizar mayor legitimidad popular al próximo gobernante de la capital.

La segunda vuelta para la elección de alcalde en Bogotá fue una de las propuestas que formuló en abril pasado la Fundación para el Progreso de la Región Capital (ProBogotá Región), que la incluyó como uno de los pilares del próximo gobierno para garantizar un desarrollo sostenible y competitivo desde la capital y la región.

(Lea: Por la reivindicación de Bogotá en presidenciales)

En ese entonces, el organismo recordó que, desde la primera elección de Antanas Mockus, en 1994, ningún alcalde mayor ha alcanzado el 50 % de los votos. Por ello, para ProBogotá es prioritario un proyecto que consagre la figura de la segunda vuelta, el cual debería estar en la agenda legislativa de 2018, buscando que entre en vigor en las elecciones de 2019.

“Los alcaldes se vienen eligiendo por mayoría simple, cada vez con una menor proporción de los votos de los electores bogotanos”. El efecto se agrava, añade el organismo, si se considera que el nivel de participación es aproximadamente 50 %, “lo que termina significando que un alcalde elegido con el 30 % de los votos realmente representa tan solo al 15 % de los votantes potenciales”.

 

* * * 
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook: