Seis años de cárcel pagaría responsable de construir en Cerros Orientales

En el sector de ‘El Bagazal’, en la localidad de Chapinero, se levantaron tres construcciones de manera irregular que causaron afectaciones ambientales en el área protegida. El caso implica a la sociedad Inversiones Nube Blanca.

CAR Cundinamarca

Por la construcción de tres edificaciones, de entre 700 y 70 metros cuadrados, en el área protegida de los Cerros Orientales de Bogotá, un juez podría condenar hasta a seis años de cárcel al representante legal de la constructora responsable de las afectaciones ambientales en en el predio ‘El Tuno’, ubicado en ‘El Bagazal’, sector que hace parte de la reserva forestal de los Cerros.

El caso implica a la sociedad Inversiones Nube Blanca S.A.S., propietaria del inmueble, acusada de invadir el área de importancia ecológica; urbanizar de manera irregular; deteriorar los recursos naturales y cometer fraude en una resolución judicial. De llegar a ser declarada responsable, la sociedad se enfrenta también a multas de hasta 5.000 salarios mínimos y la demolición de la construcción.

Por estos hechos, fue imputado Alberto Guerra Sánchez, representante legal de la organización, quien aceptó los cargos que le fueron imputados por la Fiscalía y por los que podría pagar una pena de más de seis años de cárcel.

Las presuntas irregularidades en la zona de conservación ambiental fueron reveladas por la Corporación Autónoma de Cundinamarca (CAR), que también pudo establecer que, sumado a la construcción de tres viviendas, hubo ocupación y alteración del cauce de la quebrada ‘Los Rosales’.

Actualmente, de la mano de la Fiscalía, se adelantan otras investigaciones por construcciones en el sector de ‘El Bagazal’, donde incluso se levantaron lujosas edificaciones. Desde marzo de 2015, la autoridad ambiental ha realizado visitas técnicas y operativos de suspensión de construcciones en ‘El Bagazal’, ubicado en localidad de Chapinero.

(Lea: CAR confirma demolición de lujosa construcción que invadió los cerros orientales de Bogotá)

“Los infractores ambientales deben asumir las consecuencias penales que trae consigo cometer delitos graves contra los recursos naturales, como lo sucedido en ‘El Tuno’. Esto demuestra que el trabajo que se ha desarrollado es relevante, importante y necesario, y seguiremos esforzándonos para conservar las riquezas naturales que hay en nuestra jurisdicción”, manifestó Juan Camilo Ferrer, director jurídico de la CAR.

 

* * *

Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook: