Séptima peatonal: comerciantes alertan que sus ventas han caído 34 % por retrasos

Fenalco alertó que la percepción de inseguridad en la zona se disparó un 30 % y la expansión de habitantes de la calle un 23 %. Aún no hay claridad frente al futuro de las obras, que hoy deberían presentar un avance superior al 50 %.

Los reclamos obedecen al incremento de los raponazos y atracos; a la presencia de habitantes de calle (quienes duermen en el espacio cerrado o aprovechan para hacer allí sus necesidades fisiológicas) y muy especialmente a un bajonazo en sus ventas. Mauricio Alvarado/El Espectador

En agosto pasado, la administración distrital admitió los retrasos alrededor de la segunda fase del proyecto de peatonalización de la carrera Séptima y reveló que el contratista encargado de la obra padecía problemas financieros que le impedirían concluir el proyecto. Hoy, pasados dos meses, sin que aún haya claridad frente al futuro de las obras, los comerciantes insistieron en que sus ventas han caído por cuenta de los retrasos.

>>>Lea: Séptima peatonal: Distrito admite retrasos y problemas financieros del contratista

Según la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), que efectuó un sondeo entre sus asociados, el 84 % de los comerciantes que hacen presencia en el sector sus ventas han caído en promedio 34 %. Incluso, sostuvo la agremiación, hay casos de personas para quienes las ventas han caído hasta un 80 %. Restaurantes, almacenes de vestuario, textiles o confecciones y accesorios son los sectores más afectados.

“El 71 % de los encuestados percibe que el nivel de afluencia de personas en la zona ha disminuido, pues las polisombras de las obras dificultan la movilidad y acrecientan la percepción de inseguridad. Sin embargo, el 18 % de los empresarios mencionan que el tránsito de personas aumentó debido a que sus comercios están ubicados en lugares estratégicos por donde el paso es necesario”, señaló Fenalco.

Aunque la segunda fase del proyecto –que busca revitalizar un corredor de 1,4 kilómetros– presentaba en agosto un avance del 36 % y no ha sido suspendido en ninguna ocasión, el cronograma indica que hoy al menos la mitad de los trabajos deberían haber concluido, es decir, presentar un avance del 52 %.

>>>Lea: Más inseguridad y pocos avances, reparos de comerciantes a la Séptima peatonal

El retraso, según el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), obedece a que el consorcio Peatones Go, encargado del proyecto, manifestó problemas financieros que le impiden finalizar la obra cumpliendo los cronogramas establecidos, sumado a una falta de capacidad operativa o número de trabajadores necesarios para cumplir a cabalidad con el contrato.

De acuerdo con el director de Fenalco Bogotá, Juan Esteban Orrego, la percepción de inseguridad en la zona se disparó un 30 %, la expansión de habitantes de la calle 23 % y el aumento del comercio informal 17 %, por lo que pidió una intervención directa e inmediata por parte del Distrito.

“Los comerciantes estaban preparados para dos años de obras y aunque el 54% dicen que funcionarios se han acercado para brindar información, aún no es claro cuánto tiempo más se van a demorar. Desde hace por lo menos dos meses no vemos adelantos en la construcción y las pérdidas para el comercio empezarían a ser incalculables”, sostuvo Orrego.

>>>Imágenes: Segundo tramo de la Séptima peatonal: así se ve la obra

Por cuenta de los problemas financieros e incumplimientos con el cronograma, el IDU anunció que adelanta un proceso sancionatorio contra Peatones Go. “No vamos a permitir que el incumplimiento de los contratistas afecte al Distrito y a los ciudadanos”, afirmó Yaneth Mantilla, directora de la entidad.

El proyecto, que comprende la renovación de 37.000 metros cuadrados de espacio público, en un tramo de 1,4 kilómetros, y que tiene un costo de $41.821 millones, se adjudicó en marzo de 2015 y la idea era tenerlo listo el año pasado. No obstante, según IDU, en ese momento no se contaba con varios estudios. Tras superar los inconvenientes, se fijó un nuevo plazo que esperan cumplir en el primer trimestre de 2019.

Para evitar la caducidad del contrato y que se alargue la incertidumbre alrededor de las obras, el Distrito evalúa autorizar una modificación consorcial que le permitiría al contratista tener un nuevo socio que inyecte el capital necesario para finalizar los trabajos: “Hoy la obra tiene un retraso en tiempos de 16 %, porcentaje que es recuperable si el contratista logra aumentar el número de trabajadores luego de la inyección de dinero de su nuevo socio”, precisó el IDU, que señaló que los problemas financieros no han significado sobrecostos para el Distrito.

 

* * *

Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook: