"Si Coobús y Egobús no son viables, el sistema tampoco"

El vocero señala que el paro dejó lecciones y reveló los problemas que tiene la implementación del Sistema Integrado. Sin embargo, insiste en que el Distrito debe dar claridad a temas como la chatarrización y el futuro de las empresa intervenidas.

César González Muñoz

En los últimos meses ha sido noticia el retraso en la implementación del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), pero solo hasta el paro de los transportadores tradicionales los ciudadanos pudieron evidenciar en carne propia los problemas que aún tiene este esquema de transporte. Si bien, los buses azules soportaron la demanda de pasajeros durante los tres días de manifestación, también es cierto que se pudo notar lo crudo que está el proceso. La gente no conoce las rutas, no hay suficientes puntos de venta y recarga de tarjetas, y en algunas zonas no hay suficientes buses. A todo esto respondió César González Muñoz, vocero de los operadores del SITP, quien aprovechó para pedirle al Distrito que aclare si los dos operadores quebrados (Coobús y Egobús) son viales y cómo se realizará el proceso de chatarrización.


- ¿Cuáles son las lecciones que deja el paro para el SITP?

Creo que la ciudad se ha dado cuenta de que el SITP tienen una gran presencia urbana hoy día y que es capaz de atender una demanda mucho mayor a la que tiene hoy día, incluso con la misma flota e infraestructura. La ciudad descubrió que hay un sistema moderno que debe consolidarse en esta ciudad y que muestra cómo se puede tener una mejor condición de movilidad que con el sistema antiguo.


- ¿Pero la lectura de la gente fue otra?

Obviamente hay unas experiencias claras. Hay muchos problemas para la implementación plena del sistema. Entonces, me parece que más que un juego de responsabilidades recíprocas, se necesita analizar todas las circunstancias que ocurren y montar un sistema de cooperación y solidaridad entre la ciudadanía, el distrito, el gobierno nacional y los operadores para sacar adelante este proceso.


- Uno de los líos es el desconocimiento del sistema

Ese es un problema muy grande. La información sobre las rutas, la estructura del sistema y la naturaleza del esquema. Hay una información muy precaria y lo tenemos que aceptar. La ciudadanía no sabe manejar las rutas y las rutinas dentro del sistema. Para solucionarlo debemos hacer un gran esfuerzo de pedagogía continua. Ahí la administración tiene una responsabilidad y es indispensable poner en marcha una continua estrategia de información y educación.


- También criticaron las tarjetas y la forma de pago

La falta de integración de los medios de pago se nos volvió otro lío. Eso es un factor grave que bloquea el progreso acelerado del SITP. Es un asunto que no está en manos de los operadores, pero no solo debemos reclamar una solución, sino ver cuál es el proceso más adecuado para que podamos ver los resultados. La gente no puede tener duplicidad de tarjetas, eso desestimula la demanda. Si une el problema de la tarjeta con el desconocimiento de rutas, tiene el caldo de cultivo para que el sistema no funcione eficientemente.


- ¿Y cuál es la posición frente a los buses tradicionales?

Tenemos un gran número de buses del sistema antiguo rodando en la ciudad. Esa coexistencia con los buses del SITP reduce el flujo de pasajeros y hace que la gente no quiera aprender del sistema. Es comprensible que la población prefiera subirse a bus tradicional, pagar en efectivo, negociar la tarifa con el conductor y bajarse donde le provoca. Quiere permanecer en el viejo mundo y no salir de la zona de confort, cuando lo que está causando es un problema al colectivo de la ciudad. Es necesario chatarrizar rápido esos vehículos.


- Pero el distrito dijo que ya a acelerar este proceso

Con ese tema hay algo financiero, logístico y legal que genera muchos interrogantes. Es claro que se necesitan conseguir recursos para acelerar el proceso. El Distrito dice que pondrá a disposición $300.000 millones para ese proceso y que tratará de que la banca preste otros $300.000 millones para poder chatarrizar. Pero… ¿cómo se usará ese dinero o cuál será el calendario para ese proceso? ¿Cuál va a ser la equidad para el uso de esos recursos? ¿el es distrito el que va a comprar esos vehículos a las empresas quebradas o les va a prestar la plata para comprarlos?¿Es legal que use plata pública para financiar a los privados? A la fecha, nadie sabe eso cómo será el uso de esos recursos.


- ¿Acelerar la chatarrización no es lo que quieren?

Sí, pero queremos conocer mejor cómo será ese proceso. Insisto, entre todos debemos aportar para solucionar estos problemas, pero teniendo realismo político. Por ejemplo, con ese proceso de chatarrización, las empresas operadora que sí han tratado de cumplir todas las metas y de hacer todos los esfuerzos podrían quejarse por un trato inequitativo. A esa propuesta hay que hacerle un debate que atienda los intereses económicos de los propietarios y de todos los usuarios.


- Si no es con el impulso del Distrito ¿cómo avanzar en este proceso?

Debo aclarar que los operadores no queremos una masacre social para acelerar la implementación del SITP. Sin embargo, tampoco podemos quedarnos en una transición del sistema antiguo al nuevo, sin ver una pronta solución. El SITP le conviene a la ciudad y es necesario rodear a la administración en este proceso para acelerar la transición, pero hay que tener las cosas claras para llegar a los 10.000 que necesita la ciudad para tener un sistema de transporte moderno.


- ¿Tienen otras dificultades con la infraestructura adicionalal SITP?

Sí, por ejemplo con los patios de manejo de la flota. En esto tenemos muchas dificultades. Y es por eso que en muchas partes se ven vehículos del Sistema ocupando espacio público, porque no tenemos patios. Y como ese, podemos tener otros, pero la idea es seguir adelante con esta implementación.


- ¿Qué opina de la situación de las empresas quebradas?

Se debe resolver cuanto antes su situación o que digan si son viables o no. Coobús y Egobús son responsables del 30% del SITP y su situación influye en la implementación. Estas empresas están intervenidas por la Nación, lo que quiere decir que se le salieron de las manos al Distrito. Esto tenemos que enfrentarlo con realismo. La ciudad entera debe tener una idea clara de si son viables o no. Si con el esquema de negocio que tienen van a ser viables o estamos poniendo paños de agua tibia. No me atrevo a decir que no sean viables, pero como ciudadano tengo derecho en saber si con ese esquema de negocio van sobrevivir. El distrito ofrece alternativas, pero no es claro que se puedan salvar. Si esas dos empresas no son viables, el sistema tampoco, porque representa El 30% de toda la estructura.

 

[email protected]
@alexmarin55
 

524037

2014-10-26T12:22:41-05:00

article

2014-10-26T12:22:41-05:00

none

Alexánder Marín Correa

Bogotá

"Si Coobús y Egobús no son viables, el sistema tampoco"

57

6782

6839

Temas relacionados