‘Si la quieren los ciudadanos, bienvenida la revocatoria': Peñalosa

El mandatario se refirió al aval que la Registraduría dio a las firmas que respaldan la solicitud del proceso. Sin embargo, dejó entrever que la revocatoria no sería conveniente para la ciudad.

Cristian Garavito - El Espectador

Menos de una semana después de que la Registraduría avaló más de 400.000 firmas que respaldan la solicitud de la revocatoria de su mandato, este lunes el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, se refirió al proceso y aseguró que es bienvenido, siempre y cuando sea una voluntad de la ciudadanía. (Lea: Revocatoria de Peñalosa: listas las firmas, falta la contabilidad)

Al hacer un recuento de los proyectos en los que está trabajando su administración, el mandatario destacó que “se está haciendo una nueva Bogotá que no se había hecho nunca”, dejando entrever que el proceso no sería conveniente para la ciudad.

“Bienvenida la revocatoria si los ciudadanos consideran que quieren votar una revocatoria, pero estamos haciendo una nueva Bogotá que no se había hecho nunca. Recuperamos el Bronx, vamos a hacer el metro de Bogotá, vamos a limpiar por primera vez el Río Bogotá”, manifestó el alcalde en declaraciones que recoge la emisora Blu Radio.

El pasado jueves, se conoció que la Registraduría validó 458.935 firmas de las 706.708 presentadas por los comités que promueven la salida de Peñalosa del Palacio de Liévano, un 168 % más de las requeridas para habilitar el mecanismo. El informe técnico del organismo electoral, en el que se avalan las rúbricas, fue hecho tras un análisis a cada una de las objeciones efectuadas por la defensa de Peñalosa.

Una de esas contradicciones, y la que más demoró el proceso, fue la verificación de documentos y revisión grafológica de las firmas presentadas. El documento fue presentado el miércoles, día en que vencía el término para que el organismo lo entregara.

El trámite en la Registraduría no fue ligero. Inició el 2 de mayo, cuando recibió los formularios con las firmas entregadas por el comité promotor de la revocatoria. El 20 de junio, el organismo publicó el primer informe técnico en el que avaló por primera vez los apoyos, pero ocho días después el apoderado del alcalde Peñalosa refutó el documento y solicitó las pruebas de verificación.

El 25 de julio el organismo inició el trámite de verificación solicitado por el alcalde y, transcurridos los términos, la defensa de Peñalosa volvió a presentar una objeción al informe preliminar de firmas expedido por la Registraduría. En su reparo, el apoderado de Peñalosa impugnó 251.140 firmas que tuvieron que ser analizadas minuciosamente de nuevo por el organismo.

Sin embargo, el aval de las firmas no es el último paso antes de convocar a las urnas: ahora la pelota está en el campo del Consejo Nacional Electoral (CNE), encargado de revisar la contabilidad del comité promotor del proceso. Según este ente, la contabilidad de los comités no cuadra.

Un informe del Fondo Nacional de Financiación Política (FNFP) asegura que hay irregularidades en las cuentas de los promotores de la revocatoria, como una posible violación de topes de financiación, firmas que no coinciden, facturas a nombre de empresas inactivas, transacciones no registradas en los libros contables o registradas a destiempo, y cheques registrados como donaciones, pero que iban para otras organizaciones.