Siguen negociaciones entre privados y el Acueducto

Mientras que Ciudad Limpia y el Distrito ultiman detalles del acuerdo para la operación de aseo, Aseo Capital y Lime continúan con las conversaciones. William Vélez no asistió a la cita.

Desde la mañana de este 17 de diciembre, las instalaciones de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB) han servido como el escenario de negociación entre el Distrito y Ciudad Limpia, Aseo Capital y Lime, compañías que operan hasta este lunes el servicio de aseo en la ciudad, y con ATESA, empresa también operadora que finaliza su contrato el sábado 22 de diciembre.

Hasta el momento se conocía la existencia de un acuerdo entre la administración de Gustavo Petro con dos empresas: Ciudad Limpia y Lime, y que lo único que faltaba era ultimar detalles: el Distrito ofrece a los operadores ser subcontratistas del operador público (Aguas de Bogotá, filial de la Empresa de Acueducto de Bogotá), mientras que las compañías quieren firmar directamente el negocio con la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (UAESP) y no ser subcontratistas.

Según cuenta fuentes cercanas a los operadores y a la Empresa de Acueducto, la compañía Lime se levantó de la mesa de negociación sin llegar a un acuerdo con el Distrito. Sin embargo, funcionarios de la Alcaldía, quienes piden que no se revelen sus nombres para no entorpecer las negociaciones, aseguran que esta empresa sigue en conversaciones con la administración. El Espectador trató de contactar a Lime, pero la empresa no se pronunció oficialmente.

Mientras tanto, Ciudad Limpia sigue en diálogos, aunque sin dar su brazo a torcer pues su pretensión no es la de ser subcontratista de Aguas de Bogotá.
El Espectador confirmó que el empresario Alberto Ríos, socio mayoritario de la empresa Aseo Capital, fue invitado a las instalaciones del Acueducto. Según fuentes de la empresa distrital, fuel el mismo gerente Diego Bravo quien lo invitó. Aunque Ríos no había confirmado su asistencia a la cita, El Espectador pudo confirmar que sí asistió.

Por otra parte, el empresario William Vélez, dueño de Atesa, fue también invitado por Bravo para llegar a un posible acuerdo, la cita se llevaría a cabo al finalizar la tarde de este lunes. Según fuentes del Acueducto, el empresario tiene un acuerdo avanzado con la empresa distrital, “posiblemente hoy se firma ese acuerdo”.

De acuerdo con fuentes cercanas al empresario William Vélez, “es mentira que haya un acuerdo, ni siquiera hay una línea escrita. El doctor Vélez sí asistirá a la cita que muy amablemente le propuso el gerente del Acueducto (Diego Bravo). Pero el resto son sólo especulaciones. La realidad se sabrá hasta que finalice la reunión hoy”. Ángela María Villegas, directora de comunicaciones del Grupo Ethuss, aseguró a El Espectador que “la cita no se llevó a cabo”.

Vélez ha sido fuertemente criticado por Gustavo Petro. En una ocasión, cuando el alcalde era congresista, denunció que el empresario tenía nexos con paramilitares. Y desde que el burgomaestre inició la batalla por el aseo de la ciudad, Petro ha acusado a Vélez, junto con Ríos, de tener monopolizado el negocio del aseo en el país y de enriquecerse a costillas de elevadas tarifas.