Sin alianzas, en Bogotá gana el Centro Democrático

Tras un semestre de comicios, ya suenan candidatos para la Alcaldía de Bogotá. Por los últimos resultados, la ciudad estaría dando un giro a la derecha.

Ahora que empiezan a aparecer los primeros interesados en reemplazar a Gustavo Petro en la Alcaldía de Bogotá, las elecciones presidenciales mostraron cómo se mueven las fuerzas políticas de la ciudad. Al analizar los resultados de las elecciones a Congreso y las presidenciales, el Centro Democrático demostró que, en igualdad de condiciones frente a cualquier partido, tiene las mayorías. Es decir, sin alianzas, el próximo alcalde lo pondría el expresidente Álvaro Uribe.

Lo que ocurrió en las dos vueltas de las presidenciales son el mejor ejemplo. Mientras en la primera Óscar Iván Zuluaga (Centro Democrático) ganó frente al resto de candidatos, en segunda Juan Manuel Santos (Unidad Nacional) se impuso. Usando el proceso de paz como único punto en común, logró el respaldo de Clara López (Polo), Gustavo Petro (Progresistas) y Antanas Mockus (Partido Verde), lo que le sirvió para triplicar su votación, (al pasar de 444.077 a 1’337.349 votos), mientras que Zuluaga sólo la duplicó (al pasar de 542.459 a 1’075.638). Al mirar cómo votaron las 20 localidades se nota un panorama polarizado, en el que saca ventaja la derecha. Aunque el Polo se impone en nueve localidades, el Centro Democrático lo hace en las siete más grandes. Por su parte, la Unidad Nacional sólo domina en cuatro con poco caudal electoral. Si bien los verdes y el Partido Conservador no dominan ninguna, tienen votaciones importantes.

Tanto las alianzas como el voto contra Uribe fueron la clave de Santos para revertir el resultado de la primera vuelta. Sin embargo, detrás de su triunfo hay una alianza inédita, que varios líderes políticos señalan que no se volverá a repetir y mucho menos para las elecciones locales, cuando cada partido buscará por su cuenta quedarse con la Alcaldía Mayor. Hoy Clara López (Polo Democrático), Rafael Pardo (Partido Liberal) y Francisco Santos (Centro Democrático) ya expresaron su intención de llegar al Palacio Liévano. Algunos ya mencionan a Juan Lozano. Y aún faltan los candidatos de los Progresistas de Petro, del Partido Verde y, posiblemente, de Cambio Radical.

Frente a los recientes resultados electorales, Francisco Santos sentencia: “Sin alianzas, en Bogotá gana el Centro Democrático. Aunque hay que trabajar para recoger los votos ganados en esta última elección”. Para él, quien se declara el líder natural del Centro Democrático en la capital, es claro que “la alianza que se dio alrededor de Juan Manuel Santos no se va a repetir. Esa unidad no se va a preservar para Bogotá”.

Para Clara López, quien parece la más fija candidata del Polo (con un respaldo de casi 500.000 ciudadanos que votaron por ella en la capital), reconoce que sólo con el respaldo de su partido no tendría un triunfo seguro. “Hay una conciencia de varios sectores alternativos y de izquierda de que tenemos que buscar una amplia confluencia para volver a ganar en Bogotá. La ultraderecha no va a ganar, porque nos vamos a poner de acuerdo. Llegado el momento deberemos analizar con los sectores alternativos una alianza programática para ganar las próximas elecciones”.

Por su parte, Antonio Sanguino, jefe del Partido Verde, dice que aunque el escenario todavía es prematuro, reconoce que “hoy por hoy si en Bogotá no hay alianzas para la Alcaldía, el Centro Democrático ganaría las elecciones. Ahí sí quedaríamos como una República Bananera, con un Santos en el Liévano y un Santos en la Presidencia. Se menciona con mucha insistencia el tema de Clara López con el Polo y no se sabe si va a contar con el respaldo de la Unidad Nacional, en el entendido de que quieran impedir el triunfo de Uribe en Bogotá. De nuestro lado, creo que debemos tener una candidatura independiente del santismo y el uribismo”.

Finalmente, el concejal Carlos Vicente de Roux, en la carrera por la Alcaldía, ya existe una configuración bastante clara entre centro, derecha e izquierda, y dice que, aunque todavía no se hablan de grandes coaliciones para la Alcaldía, un escenario interesante sería una alianza entre la Unidad Nacional y los verdes”. Sin embargo, agrega: “En las parlamentarias ganó Uribe en Bogotá. Pero dependiendo de la forma como termine Petro su administración, eso podrá determinar un poco si el voto de izquierda mantiene su fuerza o no”.

Por ahora, tras lo vivido en las presidenciales, parece que ahora cualquier alianza sería posible, los partidos tendrían que solucionar primero sus diferencias internas como la división en el Polo entre Clara López y Jorge Enrique Robledo (por el apoyo a Santos) y algunas luchas en la propia Unidad Nacional. Aunque todavía falta más de un año para que empiece la campaña para las elecciones locales, desde hoy no se vislumbra un panorama sencillo para los próximos comicios en Bogotá.

últimas noticias

Rescatan "mono aullador" en Bogotá

A ahorrar gas mientras se supera la crisis