"Somos una cultura de arriesgados", director Fopae

Hoy será el quinto simulacro de evacuación en Bogotá. Los sismos son el primer fenómeno a que está expuesta la ciudad.

El Fopae espera a más 2.5 millones de personas en los simulacros. / Archivo

Bogotá está ubicada entre dos fallas geológicas. La que divide la cordillera oriental con los llanos y la que divide las placas tectónicas del Pacífico, por lo que un sismo puede ocurrir en cualquier momento. El de 1917 dejó graves daños a Bogotá y Villavicencio; tanto, que se pensó en reconstruir este último en otro lugar.

En aquellos tiempos la ermita del cerro de Guadalupe, ubicado en las montañas orientales de Bogotá, sufrió tantos daños, que al día de hoy las autoridades no saben si este símbolo capitalino o cualquier estructura, edificio o vivienda, podrían resistir un movimiento telúrico de considerable magnitud. De la misma forma, ha sido una preocupación permanente en los últimos años que los bogotanos tengan claro cuáles son los protocolos de seguridad y evacuación en caso de una emergencia, tanto de día como de noche.

Según el Fondo de Atención y Prevención de Emergencias (Fopae) en la ciudad hay alrededor de 1.2 millones de construcciones, lo que la convertiría en la ciudad con mayor número de afectados por caídas estructurales durante un eventual sismo.

Así mismo, las construcciones ubicadas en la zona de confluencia del rio Tunjuelito hacia el río Bogotá tendrían hundimientos por efectos de la licuación (arenas sueltas con agua que generan un vacío).

Por ese motivo, esta semana se realizará en Bogotá el V Simulacro de Evacuación, que comenzará hoy sobre las 10 a.m. con la participación de las instituciones distritales y la empresa privada, y que buscará emular de manera simultánea, una evacuación colectiva en caso de una emergencia.

Sin embargo, el ejercicio no se detendrá aquí. Este año, luego de las tragedia de la discoteca Kiss, en Brasil, el amanecedero Night Club, en Bogotá, el Distrito realizará un simulacro de evacuación nocturno, durante la noche de rumba de mañana jueves. Adicionalmente, el próximo 26 de octubre se realizarán evacuaciones de conjuntos residenciales, pertienente luego del colapso este fin de semana de una torre de vivienda en la ciudad de Medellín.

Javier Pava, director del Fopae, dice que “la cultura del indiferente que no le importa nada, el confiado, que cree que esas cosas no suceden aquí, y el terco que impone su propia actitud, se deben empezar a cambiar por la actitud del precavido”, por ese motivo los esfuerzos del gobierno deben ir de la mano con la prevención de los ciudadanos.

La seguridad nocturna preocupa al Distrito, en especial la de los bares. “Si decidiéramos cerrar todos los bares y discotecas que no cumplan con los planes de emergencia, estaríamos pensando en casi un 80 a 90%”, afirma el director.

Pava asegura que hoy no es suficiente con los esfuerzos del Distrito en materia de prevención de emergencias, por eso es muy importante la forma como las personas se comportan frente a los riesgos. “Somos una cultura de arriesgados, y eso está muy bien en muchas cosas, pero no frente a los desastres, el año pasado se presentó un sismo un domingo, y el balance de la FOPAE, en las zonas residenciales, es que ninguno evacuó”, afirma.

 

[email protected]

@JhonPalomino

Temas relacionados

 

últimas noticias